Estoy en el fichero ASNEF: Qué es, cómo saber si estoy dentro y qué hacer al respecto

Muchas personas han perdido su empleo, muchas se han endeudado, muchas están en búsqueda de creditos con ASNEF e, incluso con el retorno de la normalidad, pasarán algunos años antes de que podamos recuperarnos de esta caída y volver a los niveles de crecimiento previos a la crisis

No es secreto para nadie que muchos ámbitos han sido difíciles para España, especialmente en el contexto de la pandemia y la crisis económica que esta ha causado en todo el país. Muchas personas han perdido su empleo, muchas se han endeudado, muchas están en búsqueda de creditos con ASNEF e, incluso con el retorno de la normalidad, pasarán algunos años antes de que podamos recuperarnos de esta caída y volver a los niveles de crecimiento previos a la crisis.

Y mientras, esperamos que el turismo vuelva a ser uno de los motores de la economía, porque en general, actualmente estamos viviendo en tiempos de crisis. Y es en tiempos de crisis que muchas personas tendrán que recurrir a la solicitud de préstamos, créditos u otros tipos de financiamiento para poder cubrir varios gastos de sus vidas, que pueden ser desde caprichos hasta proyectos importantes o incluso esenciales. Sin embargo, para poder solicitar un préstamo en España, es vital que no se esté en ninguna ficha o lista de morosos, ya que las entidades tradicionales de financiamiento por lo general no lo otorgan a personas que aparezcan en estas listas.

Qué es el ASNEF

El ASNEF o Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito es una asociación española de entidades de todo tipo (principalmente entidades financieras, pero también hay telefónicas, editoriales, administraciones públicas y un gran etcétera) que defiende los intereses de las entidades que pueden considerarse como financieros de crédito. Estas enlazan administraciones públicas, empresas financieras de crédito y a los consumidores mediante la creación, administración y constante actualización de ficheros que incluyen las deudas impagas y morosidad de personas tanto jurídicas como naturales. Estas informaciones están disponibles para todos los socios de la ASNEF, por lo que, a la hora de solicitar un préstamo con cualquier entidad financiera, esta se percatará del estado de solvencia del solicitante y seguramente lo negará si es que la persona tiene una deuda no satisfecha. Estas limitaciones también aplican a los establecimientos que ofrecen pagar productos o bienes por partes, no solo para pedir financiamiento. Es decir, estar en el fichero ASNEF puede ser sumamente limitante para el día a día.

¿Lo peor del caso? A esta lista se le agregan aproximadamente 200 mil personas al mes; no hay un mínimo de deuda para formar parte de ella y los avisos mandatarios ocurren por correo postal y no siempre llegan a tiempo (si es que llega). Un gran porcentaje de personas se encuentran en la lista ASNEF y ni siquiera lo saben, creando una gran variedad de complicaciones en su vida.

Cómo saber si estás dentro

Para saber si estás en el fichero ASNEF hay que revisar que te haya llegado alguna postal de Equifax, la compañía que administra las listas y también se encarga de notificar la inclusión de los nuevos morosos. Si no se ha recibido la carta o crees que pudo no llegar nunca, se puede escribir un correo electrónico a la cuenta sac@equifax.es donde se adjunte una copia de su DNI o NIF y además se solicite toda la información pertinente a su persona que esté en el fichero. También se puede escribir y mandar una carta al apartado de correos 10546, Madrid 28080 donde se solicite la información y además se incluya una copia de su DNI o NIF y un correo electrónico al que le puedan escribir.

Qué hacer al respecto

Lo mejor que se puede hacer para poder salir del fichero ASNEF es pagar las deudas sin resolver que estén ocasionando la inclusión en primer lugar. Por supuesto, pagar una deuda pendiente no es tan fácil como suena y hay que ahorrar un tiempo para poder lograr esto. Si se necesita financiamiento en este periodo la mejor opción es recurrir a uno de los novedosos portales de préstamos con ASNEF, la alternativa predilecta para quienes necesitan dinero y no pueden financiarse a través de las entidades tradicionales. Estos préstamos son otorgados por entidades de capital privado que operan por internet y por lo general son de alta velocidad, por lo que pueden ser claves para salvarnos de una urgencia económica.

Los requerimientos para solicitar un préstamo ASNEF son muy parecidos a lo de un préstamo tradicional, como ser de edad legal, contar con ingresos fijos, residir en España, entre otros. A menudo, y dependiendo del préstamo, no basta con la prueba de los ingresos fijos y se le solicitará también un aval externo.

Hay que trabajar para recuperarnos

Parece algo obvio decir que la mejor manera de salir de la lista ASNEF es no tener que entrar en primer lugar. Sin embargo, esto no siempre es posible. Si entramos lo mejor que podemos hacer es pensar en el futuro y hacer lo posible para pagar la deuda. Esperamos con ansías aquel día en que haya tanta visibilidad para los buenos pagadores y la resolución de las deudas como actualmente lo hay para los deslices financieros.