Proponen instalar carriles bici en las aceras intermedias de Hermanos Becerril y la Avenida de Juan Carlos I

El proyecto se reformula en la lista de iniciativas para este año, después de que se seleccionara entre los ganadores de 2020 un proyecto similar y quedara desierta su licitación

Los Presupuestos Participativos del Ayuntamiento de Cuenca para este 2022 se encuentran en fase de presentación de proyectos, desde el pasado 08 de noviembre y hasta el próximo día 30. Entre las iniciativas que ya se han registrado, está la instalación de un carril bici en las avenidas de Juan Carlos I y Hermanos Becerril. Una propuesta similar, que apostaba por «desplazar las zonas de aparcamiento, de pavimento asfaltico y alineado con la calzada, con la finalidad de implantar una red ciclista», resultó elegida en los presupuestos participativos de 2020 y aún no se ha llevado a cabo, tras quedar desierta la licitación para su construcción.

“En 2020 se aprobó un presupuesto de 30.000€ para realizar un carril bici en las avenidas de Juan Carlos I y Hermanos Becerril. Dado que estamos en el 2022 y no se ha llevado a cabo, propongo utilizar ese dinero para poner los carriles bici en las aceras intermedias de la avenida principal, los peatones utilizarían las aceras de los extremos de las vías de servicio. De esta manera podríamos unir el carril bici que viene de la ronda oeste”, se recoge en la propuesta de Irene, presentada el pasado 14 de noviembre.

Esta incluye además un mapa con un esbozo de cómo se dividirían las diferentes vías de circulación: “En color rojo la zona de circulación de coches, en azul aceras para peatones y en verde la acera de circulación para bicis”.

Propuesta: «Carril-bici Av. Juan Carlos I – Hermanos Becerril»

El proyecto anterior, al que se hace referencia en la iniciativa de este año, fue considerado viable, y se estimó un presupuesto para su realización de 30.000 €. Pero la licitación para su construcción, al igual que la del ciclocarril entre el Campus Universitario y la Biblioteca ‘Fermín Caballero’ quedó desierta. Este anuncio lo hizo en septiembre de 2021 el propio alcalde, Darío Dolz, quien subrayó en ese momento que la voluntad del equipo de gobierno es “como no podía ser de otra manera” que ambos trabajos se ejecuten.