Piden que los padres puedan acompañar a las embarazadas en las ecografías y consultas

La Delegación de OCU en Castilla-La Mancha no entiende "cómo las limitaciones en el ámbito sanitario siguen como en la etapa más dura de la pandemia"

En una semana en la que el presidente de Castilla-La Mancha ha anunciado que se va a proceder a la eliminación de restricciones de horarios y aforos, sobre todo en el sector de la hostelería y el ocio, la Delegación de OCU en esta Comunidad Autónoma no entiende «cómo las limitaciones en el ámbito sanitario siguen como en la etapa más dura de la pandemia».

OCU Castilla-La Macha afirma ser consciente de que la pandemia sigue presente y de «que debe seguirse guardando una prudencia esencial para continuar con los buenos índices de incidencia que actualmente hay en la región». Sin embargo, tacha de incomprensible «que aún se estén poniendo limitaciones tan duras por parte del servicio de salud regional, limitando de manera radical el acceso de al menos un acompañante en consultas de atención primaria o especialistas, así como en situaciones de ingresos hospitalarios».

Esta situación se hace más preocupante, a su juicio, «en las consultas de obstetricia y seguimiento de embarazo, obligando a acudir a las mujeres embarazadas a consultas y revisiones prenatales completamente solas, sin dar la posibilidad a que el futuro padre conozca de primera mano el estado de gestación y acompañe en esos momentos tan especiales a la futura madre».

También se hace eco de las situaciones que se producen con personas vulnerables como pueden ser ancianos a los que en ocasiones «no se les permite acudir acompañados de un familiar a las consultas, lo que genera que muchas veces estas personas no entiendan las pautas dadas por el médico o confundan diagnósticos o fechas de futuras consultas».

Creen desde esta organización consumerista que la situación actual permite que «todas estas personas puedan acudir acompañadas de al menos una persona que le asista y ofrezca apoyo psicológico tan necesario en la mayoría de las situaciones que se dan en las consultas médicas».

Por eso, desde OCU Castilla-La Mancha solicitan que dichas restricciones actuales se amolden a la situación actual: «que las mujeres embarazadas tengan derecho de acudir acompañadas a las consultas y revisiones obstétricas, que los futuros padres puedan estar presentes en todas estas revisiones y conocer el estado de salud de su futuro hijo, así como se permita que las personas especialmente vulnerables, como ancianos o personas con diagnostico complicado, no se encuentren solas en consultas o revisiones médicas; que puedan contar con el apoyo de un familiar que les acompañe en esos momentos».