La FAMPA reclama «prudencia» ante el inicio de curso y lamenta la «tardanza» en la información institucional

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (FAMPA) de centros públicos de la provincia de Cuenca destacaque "con información, higiene, responsabilidad, colaboración, coherencia y sentido común no tiene por qué salir nada mal"

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (FAMPA) de centros públicos de la provincia de Cuenca ha realizado un llamamiento a la responsabilidad y la prudencia ante el inicio del curso escolar y ha lamentado, de forma, paralela la «tardanza» de las administraciones en aportar información.

Según el comunicado publicado en su perfil oficial de redes sociales, la FAMPA ha indicado que «desde nuestro ultimo comunicado de 21 de agosto, la Administración Regional ha ido haciendo públicas instrucciones, resoluciones y sobre todo la esperada Guia Educativa Sanitaria que vienen a establecer con carácter definitivo el régimen de inicio del curso escolar 2020/2021 (…) Ahora ya no se puede decir que se desconozcan las medidas definitivas de inicio del curso y que las Administraciones se hayan mostrado pasivas, pero si se puede afirmar que toda esta información se ha producido con cierta tardanza provocando desinformación a las familias y problemas organizativos en los propios centros educativos, los cuales han tenido que cambiar los Planes de inicio y contingencia y sus cuadrantes para adaptación al marco definitivo».

Desde la Federación recuerdan que «se apostaba entre otras cuestiones, por una bajada de ratios, por la presencia de profesionales sanitarios en los centros, por fijar unos umbrales precisos para los cambios de escenarios y por una Guia Educativo Sanitaria más concreta que no trasladara tanta responsabilidad a los Equipos Directivos de los centros educativos». Sin embargo, destacan que «el curso comienza ya y es ahora el turno de las familias de actuar con responsabilidad y prudencia para entre todos conseguir que las clases se puedan llevar a cabo con toda la normalidad posible. La despoblación y los pocos niñ[email protected] escolarizados en las escuelas rurales y la baja matricula de algunos centros públicos de la capital que tantas veces se han comentado como aspectos negativos de la Educación Pública de nuestra provincia, hoy es una baza a favor para luchar contra la COVID-19 y adoptar las medidas higiénicas en condiciones óptimas».

Por otro lado, la Federación de Asociaciones aprovecha la ocasión para hacer un llamamiento a todas las familias «para que si todavía no lo han hecho, se pongan en contacto con los Centros Directivos en aras a que les informen de los Planes de inicio y de los Planes de contingencia de sus Centros, pues como hemos dicho, puede haber significativas diferencias entre unos y otros. Con información, higiene, responsabilidad, colaboración, coherencia y sentido común no tiene porqué salir nada mal. Y si al final hay algún caso positivo en algún centro educativo (circunstancia plausible), por favor actuemos conforme a los protocolos establecidos, nos gusten o no, sean mejorables o no, son los que hay y debemos respetarlos».