La empresa que proyecta una red urbana de calor de biomasa en Cuenca busca personal

Este tipo de sistema proporcionan calefacción y agua caliente a través de una red de distribución que llega a las viviendas desde una central térmica

La empresa soriana Rebi-Recursos de la Biomasa prepara su desembarco en Cuenca y trabaja en su nuevo proyecto, el que será su sexta Red de Calor para abastecer de energía térmica de biomasa a las comunidades de vecinos, edificios públicos e industriales de la ciudad de Cuenca. Se trata de la segunda Red de Calor que Rebi construirá en Castilla-La Mancha después de que el district heating de Guadalajara ya esté en su fase de pruebas para iniciar el suministro en los próximos días.

La empresa busca personal para contratar y formar un equipo comercial, y posteriormente incorporará empleados a todos sus departamentos en Cuenca. Los interesados pueden enviar su currículum a la dirección de correo electrónico info@recursosdelabiomasa.es

En un comunicado de prena, Rubi señala que «comparte el compromiso del gobierno castellano manchego de devolver a los montes la rentabilidad que tuvieron hace decenas de años a través de la Estrategia de Biomasa de Castilla-La Mancha que tiene como uno de sus puntos de anclaje la valorización energética de la biomasa, fundamentalmente para la generación de calor y agua caliente».

La Red de Cuenca pondrá en valor los recursos naturales como esencia para hacer frente a un problema que comparte gran parte del territorio de Castilla-La Mancha como es la despoblación. «Una apuesta clara por las energías renovables que introduce una oportunidad al empleo y la dinamización del medio rural», considera la compañía. 

¿Cómo funciona una red urbana de calor?

  1. Central de producción de energía: equipos de producción térmica con biomasa de alta eficiencia y mínimo impacto medioambiental con sistemas centrales de control e impulsión del agua caliente a la red de distribución. Dispone del más sofisticado sistema de depuración de humos.
  2. Red de distribución: sistema de tubería pre-aislada térmicamente que transporta la energía de la central a los edificios a través de agua caliente a 90ºC. Tiene pérdidas energéticas inferiores al 3% y posee un sistema de detección de fugas.
  3. Subestaciones de intercambio: elementos de transmisión de energía de la red a la instalación interior. Poseen reducidas dimensiones. No se mezclan el agua de los diferentes circuitos. Se sitúan en el espacio disponible en la sala de calderas. Se encuentran totalmente tele-gestionadas desde la sala de calderas.
  4. Instalación interior: conjunto de instalaciones propias de edificio por medio de las cuales se distribuye la energía liberada de las subestaciones de intercambio a las estancias del inmueble. También se encuentran tele-gestionadas desde la central (circuito secundario y ACS).

De la central parte un conducto principal que se divide en ramales bajo las calles para llegar a cada una de los edificios susceptibles de adhesión. Por las tuberías discurre energía térmica en forma de agua caliente a una temperatura de 90ºC, llega a la salas de calderas de los edificios y, a través de un pequeño aparato denominado intercambiador que se coloca en la sala, el agua se incorpora a los circuitos propios. En ese momento se produce el cambio de un combustible fósil a uno renovable, la biomasa, con la misma generación de calor que el servicio actual. Paralela a la tubería de ida, trascurre la de retorno, que vuelve con agua fría a la central térmica, ambas totalmente aisladas para minimizar la pérdida de calor a lo largo de los kilómetros de Red. Asimismo, incluye un sistema de detección de fugas y averías de última generación, todo el circuito está monitorizado y conectado al sistema de tele-gestión.

El modelo District Heating de REBI garantiza un sistema de producción y gestión energética integral, desde la obtención de la materia prima hasta el suministro de la energía calorífica a los bloques de edificios. 

A través de la fábrica de producción de Biomasa y Astilla de madera, propiedad del Grupo de empresas al que pertenece REBI, se asegura el suministro óptimo de la materia prima, integrando verticalmente el negocio con las explotaciones forestales, lo que reduce los riesgos de aumento de costes por parte de los proveedores y el poder negociador de los mismos. 

Este proceso integral prosigue con la intervención de los equipos del resto de empresas del Grupo en las labores de ingeniería, configuración y edificación de los proyectos, con dilatada experiencia tras la realización de las redes de calor anteriores y con el conocimiento necesario para asegurar un desempeño óptimo tanto de las centrales como de las redes urbanas.