Doménech: “Obligar a los Ayuntamientos a pagar el TDT es injusto y perjudica a los pueblos más pequeños”

    La sede del Partido Popular en Cuenca acogía esta semana una reunión de alcaldes y concejales de la provincia. Exigen que sea la Junta de Comunidades quien asuma "este gasto inesperado, no presupuestado"

    Reunión de alcaldes y concejales en la sede del PP en relación a la TDT

    La sede del Partido Popular en Cuenca acogía esta semana una reunión de alcaldes y concejales de la provincia en la que se analizaba la actual situación en la que se encuentran los municipios conquenses ante la nueva resintonización de canales y los trabajos que hay que llevar a cabo en los equipos difusores de la Televisión Digital Terrestre, TDT. El presidente de la formación, Benjamín Prieto, quiso contrastar y comprobar, de primera mano, los problemas que supone para Ayuntamientos con muy escasos recursos un pago extraordinario de este tipo y, en definitiva, para sus habitantes que son, a fin de cuentas, quienes tienen que afrontar este sobrecoste.

    Era el responsable de Nuevas Tecnologías del PP en Cuenca y alcalde de Huete, Francisco Javier Doménech quien enfocaba la situación «desde la injusticia» que, además, supone que precisamente sean los pueblos más pequeños los que tengan que pagar para poder seguir viendo la televisión, “la situación de la Televisión Digital Terrestre en la provincia de Cuenca genera una desigualdad manifiesta en los municipios porque son numerosos los que tienen que pagar el mantenimiento, y en este caso la resintonización con el nuevo Dividendo Digital, y otros que no, porque tienen su tipo de concesión o los equipos de difusores de TDT son de titularidad o bien de la concesionaria del Estado o bien de Telecom Castilla La Mancha”.

    Así, Doménech insistía en la petición clara por parte de los alcaldes, “reivindicamos, así lo llevamos haciendo años y animo a todos los Ayuntamientos de la provincia que se encuentran en esta situación a que se unan, que sea la Junta la que asuma la titularidad de estos centros y, por tanto, este gasto inesperado, no presupuestado”.

    La premura de que la Junta de Comunidades cambie su criterio, recordemos que está enviando ya cartas a los municipios negándoles esta ayuda económica, es urgente ya que “de no realizarse esta resintonización de canales que es obligatoria nuestros vecinos se van a quedar sin televisión”, reiteraba Francisco Javier Doménech, “esta situación ahonda en la desigualdad. Repito que es injusto  que en unos pueblos tengan que ser los ayuntamientos quienes hagan frente a estos gastos y al mantenimiento de los equipos TDT y que otros ayuntamientos estén libres por la configuración de titularidad de centros difusores de TDT que tenemos actualmente en la provincia de Cuenca”.

    «Ocurre justo lo contrario de lo que se predica»

    La exigencia de pago a los ayuntamientos pone de manifiesto, a juicio del dirigente popular, «las nulas medidas en apoyo del mundo rural del Gobierno de Page, ocurre justo lo contrario a lo que se predica.  En la Junta de Castilla-La Mancha han creado cargos y oficinas para, dicen, luchar contra la despoblación. Ese gasto, en personal de confianza del gobierno socialista, lo podrían revertir precisamente en los pueblos y sus ayuntamientos, en quienes menos recursos tienen porque en este caso se está penalizando a los pueblos más pequeños por tener esos centros difusores TDT de titularidad municipal cuando los grandes municipios y las grandes ciudades tienen la concesión del Estado con la operadora correspondiente. Los pueblos más pequeños son los que tienen que pagar, que gastar recursos que son limitados para hacer frente a esta resintonización de canales y al mantenimiento además anual y trimestral de la TDT. La Junta nos da la espalda cuando hay una situación real de necesidad”, concluía Doménech.  

    Localidades como Huete o Gascueña han recibido una carta de la Junta, firmada por el director general de Cohesión Territorial Alipio García Rodríguez, «negándose a ayudarles a pagar los costes que suponen los trabajos de cambio de canal en los centros de TDT. La urgencia en afrontar esta inversión es evidente ya que en apenas cuatro meses los ayuntamientos que no la hayan llevado a cabo, a parte de quedarse sin poder ver la televisión, se exponen incluso a multas por parte de inspectores», señala el PP en nota de prensa.