La multitud vuelve a tomar El Castillo el Domingo de Ramos

Lo que empezó de forma espontánea hace unos años ha ido asentándose como costumbre. Vecinos del barrio han denunciado actos incivicos que se repiten como desperdicios y 'meadas' por las calles

La zona del aparcamiento de El Castillo ha vuelto a acoger una multitud de personas tras la procesión del Domingo de Ramos. Lo que empezó de forma espontánea hace unos años ha ido asentándose como costumbre y son ya varias ediciones en las que, sobre todo los más jóvenes, aprovechan estas fechas para convertirlo en punto de reunión con sus amigos. Fuentes oficiales apuntaban en torno a las 19:30 horas que no tenían constancia de que se hubiesen registrado incidentes de consideración.

Empleados de los bares de la zona consultados por este periódico han indicado que la afluencia de asistentes ha resultado similar a la del año pasado y ya a las 17:30 horas se encontraban «a tope de trabajo». No han faltado quienes han llevado la bebida por su cuenta para hacer botellón en un entorno privilegiado.

Vecinos de la zona han denunciado comportamientos incívicos que se repiten año tras año. Así, a la suciedad de botellas, plásticos y vasos depositados por el barrio se suman las ‘meadas’ repartidas por diferentes calles e, incluso, en las entradas de las viviendas.

Dados los precedentes de años anteriores, en esta ocasión el Domingo de Ramos se ha reforzado la presencia de la Unidad de Prevención y
Reacción (UPR) de Policía Nacional; se ha incorporado un equipo cinológico con guías canino y se ha contado por primera vez con medios aéreos, concretamente, drones dependientes de la Unidad de Medios Aéreos de Policía Nacional, para controlar la seguridad desde el aire.

También estaba previsto ubicar un puesto de emergencias en el barrio del Castillo, con presencia de efectivos municipales de Bomberos y Policía Local, y atención sanitaria de la mano de Cruz Roja. Por su parte, se instalará un Punto Violeta en el barrio del Castillo desde las 16:00 a las 21:00 horas de la mano de Cruz Roja para la prevención de agresiones machistas con acciones de sensibilización y, en caso de ser necesario, de intervención.