11/10/2019

Handke, el Nobel de Literatura que evoca las noches otoñales de Cuenca y escribió aquí uno de sus cuentos

El flamante ganador del galardón de la Academia Sueca tiene muy presente su estancia en la capital conquense, en la que compuso su obra 'En una noche oscura salí de mi casa sosegada'  

La Academia Sueca anunciaba este jueves la concesión del Premio Nobel de Literatura al escritor austríaco Peter Handke justificando el galardón "por su trabajo influyente que, con genio lingüístico, ha explorado la periferia y la especificidad de la experiencia humana".

Un "trabajo influyente" concebido en alemán y en el que España está muy presente. El novelista, poeta, ensayista, dramaturgo y guionista recorrió en las décadas de los 70, 80 y 90 del siglo XX varios puntos de la geografía española, unos viajes de los que dio testimonio en publicaciones como 'Ensayo sobre el jukebox'.

Dejó dicho y escrito que algunos lugares de España habían sido transformados por el "en lugares no solamente de viaje y regiones para caminar a pie (...), sino también se han convertido en lugares de trabajo".

Más allá de un bautizo taurino en Valencia -salió llorando tras asistir a una corrida de toros en el coso de la calle Játiva- huyó de las grandes urbes y de los 'best sellers' del turismo soleado e internacional como Marbella, Denia o Ibiza. Anduvo por la Sierra de Gredos, Toro (Zamora), Ceuta, Zaragoza, Aranjuez (Madrid), Soria, el Valle de Arán, Linares (Jaén), Burgos y ... Cuenca.

Aquí escribió gran parte de su cuento "En una noche oscura salí de mi casa sosegada", según desveló  en el discurso que pronunció en 2017 con motivo de su investidura como doctor honoris causa de la Universidad de Alcalá.

La obra protagonizada por el "El farmacéutico de Taxham" -aficionado a la micología de una manera muy heterodoxa- consta de 192 páginas, fue editada para el mercado español por Alianza Literaria en 2000 y traducida por Eustaquio Barjau, aunque data de 1994. 

"Es una trama iniciática en clave de thriller en torno a un farmacéutico de Taxham, una localidad próxima a Salzburgo, que un día de lluvia, sin motivo aparente, emprende un misterioso viaje al otro lado de la frontera. Está solo, su mujer y sus hijos se hallan fuera de casa. El farmacéutico atraviesa un bosque en el que acecha el peligro y al que quiere exponerse. Tras recibir un golpe, se cruzan en su vida un antaño famoso esquiador, un poeta también conocido en tiempos y una mujer que le persigue y a la que él también persigue", resume la sinopsis.

Pero más allá de un escritorio o un lugar de residencia efímera, Cuenca fue para Handke una experiencia sensorial y paisajística que quedó ya para siempre en su recuerdo. "¡Oh vientos de las noches otoñales!", suspiró al evocar en su intervención en Alcalá su estancia en la urbe que bañan Júcar y Huécar.

Este mismo jueves, una vez había conocido la concesión del premio Nobel, no dudaba en hablar al corresponsal de El País en París (ciudad en cuyos alrededores reside) de sus recuerdos de Cuenca, Soria y Linares. Expresaba su predilección por Castilla "Me gusta: mil metros sobre el mar, y está vacío. Pero gustar no es la palabra. Siento apego".

Jorge Monedero, crítico de arte y colaborador de información cultural en SER Cuenca, detallaba en su cuenta de Facebook que Handke "visitó de incógnito el casco antiguo conquense y frecuentó la 'Taberna Jovi", en la calle El Colmillo. El coleccionista Antonio Pérez "cultivado y lector voraz por supuesto le reconoció".

"Poco a poco la gente iba hablando de ese nuevo vecino. Y así fue como el huidizo escritor austriaco Handke huyendo de la notoriedad marchó por dónde vino...", concluye. 

La vinculación con Cuenca del literato austríaco no sólo hay que buscarla en la memoria en los mapas, abarca también los libros. El flamante Nobel se declara un admirador de la literatura en castellano, de autores como San Juan de la Cruz, Miguel de Cervantes, María Zambrano, Antonio Machado y Santa Teresa de Ávila, que han influido en su trayectoria. También del poeta belmonteño Fray Luis de León, al que definió como "el sucesor de Horacio". 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus