13/11/2017 La Alacena y El Anaquel
Juan Clemente Gómez
Juan Clemente Gómez
El Anaquel del 13 de noviembre

INFANTIL

Las pescadoras.-Nadia Menotti.-Editorial Kalandraka

Adaptación de un cuento tradicional de la India que destaca por su poder evocador de  los sentidos a través de la descripción de lugares, sonidos, aromas…Llama la atención su hermosa y delicada propuesta plástica, a base de minuciosas escenografías con pequeñas figuras: personajes, objetos y aderezos elaborados con madera,  cartón, alambre o elementos textiles, entre otros materiales. Los protagonistas son sorprendidos por una fuerte tormentas y encuentran  cobijo en la casa de una hospitalaria florista. Allí descubren que, ante el intenso olor a flores de la habitación donde está les ofrece reposo, prefieren descansar oliendo a redes, peces, algas y salitre. Así el relato plantea el concepto de lo  relativo ¿Qué huelen mejor? ¿Las flores? ¿El pescado? Para gustos, pintan [c]olores.  (A partir de 6 años)

La playa del Otro Lado.-Paloma Bordons.-Editorial Edebé

Leo ha ganado un concurso y está disfrutando de su premio: unas idílicas vacaciones en una isla remota junto a su madre. En el hotel de lujo donde se hospeda vivirá como un rey, pero también verá cómo viven los niños pobres de la playa del Otro Lado que, a pesar de tener muy poco, son felices.

En el hotel, Leo conoce a Big, la hija de uno de los dueños del hotel, y a los rascals, los niños de la playa del Otro Lado. Los rascals viven de vender los souvenirs que hacen con las cosas que los ricos tiran. La playa del Otro Lado se ha convertido en un refugio mágico para ellos, un lugar rodeado de acantilados y de la montaña de los tesoros, que en realidad es un estercolero ilegal, donde se arrojan todos los desperdicios del hotel. Pero para Leo, lo que tendrían que haber sido unas idílicas vacaciones se convertirá en una aventura peligrosa para salvar a sus amigos y también aprenderá a seguir su corazón. (A partir de 10 años)

JUVENIL

Carta a la reina de Inglaterra.- Vicenç Pagès .-Editorial Algar

Un humilde herrero medieval consigue la inmortalidad y el acceso infinito al dinero gracias a un pacto con el diablo. Tras casi mil años de aventuras por todo el mundo, acaba encarcelado en Inglaterra, donde pasa revista a su prolongada existencia y expone los hechos que lo han llevado hasta allí. Ha practicado todos los vicios y se ha procurado todos los placeres, pero ahora escribe una carta a la reina de Inglaterra, no precisamente para pedir clemencia.

Esta parábola sobre la inmortalidad y el poder guía al lector a través de los siglos con un crescendo apasionante que conduce a un desenlace sorprendente. (A partir de 13 años)


La sonrisa de los peces de piedra.-Rosa Huertas.-Ilustraciones de Javier Olivares.-Editorial Anaya     

Al morir su abuelo, Jaime descubre que hay un secreto familiar que su madre ha guardado durante años.
En el Madrid de los años 80, la época de “la movida”, la madre de Jaime vivió algo que nunca ha contado a su hijo. ¿Quién es en realidad el padre de Jaime? Solo a través de un cuaderno que va escribiendo su madre podrá conocer la verdad. XIV  (A partir de 14 años)
Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil, 2017


ADULTOS

Aura.-Carlos Fuentes; Alejandra Acosta.-Libros del Zorro Rojo.-

Uno de los escritos más trepidantes de Carlos Fuentes vuelve a ser publicado, tras dos décadas inédito en España. Desde las primeras líneas, el lector es absorbido por la narración en segunda persona: juego de espejos que lo mimetiza con el personaje de esta historia vertiginosa, y lo sumerge en una atmósfera inquietante y misteriosa: un Aura poblada por sombras ambiguas y silencios enmohecidos. Recorrerá los cautivadores ambientes de una vieja casona, de un fantástico jardín, con pasos ahogados, que dibujarán la silueta aviesa de un laberinto elevado por encima de toda linealidad temporal. Este tiempo bífido es una de las formas en que se expresa la constante dualidad que late en la nouvelle. La figura del doble irrumpe desde cada uno de los simbolismos que conforman los ejes de este particular espacio vital y se extiende hacia el lector, convocándolo al lugar de actor en este singular escenario. Tal y como puntualiza la poeta y ensayista María Negroni en el epílogo de esta edición, «”Aura” quiere decir luz, halo, pero también ave rapaz». En efecto, un filo binar recorre la obra: en cada hoja acerada lo ominoso y lo familiar se alternan en un trenzado que, paulatinamente, desdibuja sus fronteras. En el esplendor se insinúa lo luctuoso; en el centro de la lozanía reverbera la purulencia de la decrepitud.

Una novela con marcada impronta visual que Alejandra Acosta explora y profundiza.  Sus sensuales collages dan cuenta de la amalgama —intrínseca al relato de Fuentes— entre la cultura europea y la exuberancia americana, al tiempo que intensifican los contrastes mediante la yuxtaposición del verde y del rojo, resaltan la decadencia del esplendor victoriano y dan cuerpo tangible a ese espejismo en forma de oasis que nos invita a entrar en sus arenas movedizas.

Comentarios
URL de Trackback:

comments powered by Disqus