01/04/2019 Boulevard literario conquense
Juan Clemente Gómez
Juan Clemente Gómez
Alex y el lobero - Paz López

Alex y el lobero.-Paz López López.-Ilustraciones: María Arribas.-Editorial Babibibu

“Desde la perspectiva de Álex, con la complicidad de su inseparable Mixta, vivimos en primera persona el sentirnos mayores e importantes al hacernos partícipes de una experiencia ancestral que une a la comunidad. Aportando al mismo tiempo una visión amable y enriquecedora del Lobero, un personaje real de los siglos XVII y XVIII. La convivencia en el mundo rural entre las distintas generaciones ayuda a comprender el presente, respetando y agradeciendo el pasado”.

Alex y el lobero es un  cuento dirigido a niños y niñas   que rompe esquemas tradicionales y parámetros clásicos de la Literatura Infantil  y lo hace de manera    apenas perceptible en una primera lectura rápida y ligera.

Sin duda, la autora, Paz López, ha correteado durante su infancia por los campos de Castejón tejiendo ramilletes de flores silvestres, llenando sus pulmones de aire limpio y ha escuchado repetidamente al calor del hogar  el tradicional relato del lobero alcarreño.

En Alex y el lobero podemos ver metáforas como: “El silencio cubrió todo el espacio”  y bellos párrafos descriptivos de sentimientos y emociones: “Cuando la escuché, sentí un escalofrío recorriendo mi cuerpo y mi garganta se cerraba  cuando intentaba tragar saliva”.

Un cuento singular  vertebrado por dos ideas fundamentales:

a) Sentimiento atávico de pertenencia a una comunidad a través de la exaltación popular de la tradición. Con sus derivadas consecuencias de amor a la naturaleza identificada en los animales, especialmente de la  perrita Mixta  con capacidad de  “oler  el miedo”, así como ovejas y  lobos. Acierto magistral el de los lobos invisibles: que alertan a los perros pastores para que el ganado esté a salvo.

b) Implícito, oculto, apenas insinuante aparece con claridad  la manifiesta variedad de familia: Alex tiene dos mamás. Situación  real en nuestra sociedad actual que la autora defiende  con sutil maestría.

Las ilustraciones, muy coloristas,  llenan de  atracción    festiva cada una de sus páginas, contribuyendo a una  obra excelente para el público   infantil  que gustará igualmente a los mayores. Una sutileza final: ¿Alex es nombre de niño o de niña? Juzguen Vds.

 

Comentarios
URL de Trackback:

comments powered by Disqus