13/01/2020 La Alacena y El Anaquel
Juan Clemente Gómez
Juan Clemente Gómez
El Anaquel del 13 de enero

INFANTIL

¡Jugamos con Minimoni! ¡Despierta tu creatividad!- Rocío Bonilla.-Editorial Algar

Un divertidísimo libro de actividades donde encontrarás juegos para poner a prueba tu ingenio, fichas para afinar tu destreza con el lápiz y trucos para desarrollar tu imaginación.
En este libro encontrarás tres tipos de actividades: Juegos, un montón de entretenimiento para poner a prueba tu ingenio.  Grafismos, unas fichas  divertidas para practicar tu destreza con el lápiz. Creatividad, diferentes técnicas y trucos para desarrollar tu creatividad  y retos para alimentarla.  (A partir de  5 años)


Ulises Claver y la Pantalla Maldita.-  Guillermo Moracia.-Ilustradora: Beatriz Castro Arbaizar.-Editorial  Anaya

Ulises Claver no es un niño normal. ¡Su capacidad de deducción podría eclipsar al mismísimo Sherlock Holmes! Junto con sus amigos, Sofía y Pável, forman una pandilla capaz de llegar hasta el fin del mundo. El problema es que, esta vez, el misterio los llevará todavía más lejos. Nadie que haya cruzado la Pantalla Maldita ha podido regresar:
Era la hora de comer de los humanos, así que esperó algunos minutos por si aparecía el inquilino. Quizás  se hallaba en alguna otra estancia oculta a sus ojos. Emprendió el vuelo hacia el patio de luces. Las persianas de aquel lado de la vivienda estaban completamente ajadas. Volvió a la ventana exterior por si acaso. Nada, ningún movimiento
Una emocionante aventura con youtubers, videojuegos y reliquias de anticuario. (A partir de 10 años)

 

 

 

Chico y Abril .- Miguel Ángel Moleón.- Editorial Edebé

Las casas del abuelo de Abril y de la señora Mika, la abuela de Chico, tienen una situación privilegiada en el centro de la ciudad. Llevan muchos años allí, pero de pronto ambos serán amenazados con un desahucio inminente. Por desgracia, el bullying también lo sufren muchos ancianos en su situación, pero en este caso la trama de corrupción inmobiliaria no saldrá ganadora. No contaban con la fuerza de voluntad de sus dos nietos, que sabrán aliarse para vencerla:
Abril suspiró. Su abuelo no podía seguir viviendo de aquel modo. Cualquier día lo iban a encontrar bajo un alud de libros, papeles y chismes. O algo peor: se desencadenaría un incendio. Abril estaba decidida a que esto no ocurriera jamás. No estaba dispuesta a quedarse, cada noche, sin el abrazo de su… Ángel. Había que hacer algo, poner orden en aquel despropósito. Por lo pronto, iba a subir a la terraza a darle un abrazo muy, muy fuerte. Con paso firme, Abril penetró en las tinieblas caóticas del recinto. Dio uno, dos, tres pasos… Pero, al cuarto, en mitad de las penumbras, percibió que el suelo había desaparecido bajo la suela de sus deportivas.    (A partir de 10 años)

 

 


JUVENIL

Creepypasta.-Tomás Hijo.-Editorial SM

Tal vez hayas ido a un lugar al que no debiste ir.
Puede que hayas hecho algo que no debiste hacer.
Quizá te esté acechando algo que no es normal.
Si es así, deberías saber algunas de las cosas que cuenta este libro.
Porque su autor ha estado ahí.
Sí, ahí: en ese lugar del que pocos vuelven:

El señor Bocagrande apareció poco después de mi quinto cumpleaños. Yo tenía la gripe o algo parecido, así que estaba mucho tiempo en la cama. Mi padre pasaba todo el día fuera y mi madre trabajaba en otra habitación por lo que me quedaba solo largos ratos. El señor Bocagrande aprovechaba esos momentos para salir debajo de mi cama. No le importaba que le llamara así porque, la verdad, tenía una enorme boca llena de dientes amarillos. También tenía una gran cabeza y unos ojos muy saltones pero lo más llamativo era su boca. No hablaba mucho y pasaba el rato mirado las ilustraciones de mis cuentos  infantiles. Si los pasos de mi madre se acercaban a mi cuarto el señor Bocagrande se deslizaba bajo mi cama y desaparecía…(A partir de 13 años)

 

ADULTOS

En la sangre.- Laura Gomara.-Editorial Roca

Una trepidante novela negra narrada desde la mirada cínica de quien sabe que va a morir pronto.
Eva Valverde vive en Barcelona, no roba por necesidad, sino para pagar un tren de vida que no podría mantener con un sueldo fijo. Y, claro, para sentirse por encima de los demás.
Pero nadie dijo que la vida del carterista fuera fácil. Tras varios años construyendo su mundo perfecto, lo pierde todo en un solo día. Lo que iba a ser un camino de champán y rosas se convierte en una sucesión de chantajes, violencia y cadáveres:
Cojo el portátil y de un tirón lo desconecto de la corriente. Vuelvo al taller a la carrera. La luz del escaparate ilumina el espacio frente a mí. Cano cuelga del techo y se balancea en el vacío. Creo ver una sombra que se desliza a mi lado y corro con el ordenador aferrado contra el pecho. Tropiezo con algo pesado y metálico, algo que rueda hasta la puerta e impacta contra la chapa haciendo que retumbe por todo el taller. Salgo y sigo corriendo sin rumbo. Al cabo de mucho rato caigo de rodillas y el hedor de mi propio vómito se me mete en la nariz.

Comentarios
comments powered by Disqus