13/02/2020
Balonmano

USAM Nîmes, el equipo de la ciudad romana y taurina de Francia que tocó la gloria en la década de 1990

El próximo rival del Liberbank Cuenca en la Copa EHF ganó cuatro ligas y fue tercero en la Copa de Europa antes de caer en bancarrota. Esta localidad, capital francesa del toreo, aspira a ser Ciudad Patrimonio de la Humanidad

Anfiteatro de Nimes (fot de Krysztof Golik)

El Parnaso, la patria de los poetas, da el nombre al pabellón de la ciudad francesa de Nimes, próxima parada de la aventura europea del Liberbank Cuenca, lugar impregnado de clasicismo en el que los conquenses se enfrentarán a un equipo con sesenta años de historia en el balonmano galo.

Situada en la región de Occitania, en el sur del país, esta ciudad que cuenta en la actualidad con 150.000 habitantes nació 600 años antes de Cristo, tras asentarse una tribu celta en torno a una fuente abundante de agua. Siglos después se convertiría en colonia romana y fue bautizada como Nemausus En aquella época se construyeron los monumentos que son el principal atractivo turístico, como el anfiteatro, las Arenas de Nimes, escenario que además acoge desde hace más de 150 años años las corridas de toros en esta localidad. Una escultura del matador conocido como Christian Montcouquiol, conocido como Nimeño II, custodia el recinto donde se celebran los festejos de la capital francesa del toreo. En las arenas también se han celebrado conciertos como los que grabaron Rammstein y Metallica y veladas de boxeo, como la que enfrentó en 1987 a Julio César Chávez y Francisco Tomás da Cruz, con el título de campeón del mundo super pluma en juego.

El recinto amurallado, el acueducto llamado ‘El pont del gard' y el templo de Diana son otros de los puntos de interés de esta localidad, en la que el comerciante alemán Levi Strauss, en el siglo XIX, adquirió la telas denominada ‘denim' con las que fabricó los primeros pantalones vaqueros.

En la actualidad Nimes está inmersa en un crecimiento urbanístico para el que están apostando por nombres como el de Norman Foster y a la vez puja con fuerza para unirse al club de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad.

En 1960 se fundaba la L'Union Sportive des Anciens du Mont Duplan, club formado por antiguos alumnos de este colegio nimeño. El USAM ganó pronto sus primeros torneos regionales y en la década de los setenta logró un par de ascensos a la máxima categoría del balonmano francés, aunque fue en 1982 cuando logró asentarse en la élite, gracias en parte a una afición fiel que llenaba cada jornada las gradas de la pista Pablo Neruda, lugar donde el equipo disputó sus partidos antes de mudarse al Parnasse.

El complejo dedicado al poeta chileno fue escenario de los mayores éxitos de la historia del USAM Nîmes. En 1983 lograron su primera clasificación europea y entre 1988 y 1993 se convirtieron en la gran potencia del balonmano francés. Bajo la dirección de Jean-Paul Martinet ganaron cuatro títulos de liga en cinco años y se convirtieron en la columna vertebral de la Selección de Francia, con jugadores como Christian Gaudin, Fréderic Volle y Allain Portes en sus filas.

Aquella época dorada, en la que también levantaron tres títulos de Copa, terminó abruptamente en 1994 tras caer el club en bancarrota. El equipo perdió la categoría y en su primer año tras el descenso jugó la desaparecida Recopa de Europa pese a estar en una división inferior.

En 2001 el USAM Nîmes regresó a la élite y ha ido creciendo poco a poco hasta volver a estar en el grupo de equipos que disputan competición europea tras 25 años de ausencia. En sus años de gloria llegaron a jugar diez veces en las competiciones continentales y en el año previo a su colapso económico fueron terceros en la Copa de Europa. Este año han logrado su primera clasificación a la Copa EHF y a pesar de perder ante el Rhein-Neckar en su primer partido, los verdes han demostrado que son un equipo que aspira a todo.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus