13/09/2017
Cuenca

Una multitud entusiasta recibe en la Plaza Mayor a los reyes, que quisieron saludar a María Chamón

Banderas de España y vítores para unos monarcas que fueron recorriendo el itinerario marcado por las vallas para compartir apretones de mano y breves conversaciones con el millar de personas que les esperaban en la Plaza Mayor, a las puertas de la Catedral

Alrededor de un millar de personas han recibido este miércoles a los reyes de España, Felipe de Borbón y Letizia, en la Plaza Mayor de Cuenca enarbolando banderas de España, vitoreándoles y aplaudiéndoles. Los monarcas se han apeado del coche oficial sobre las doce del mediodía y antes de dirigirse a pie hasta la Catedral de Cuenca -donde han presidido el acto de entrega de los Premios Nacionales de Cultura- han dedicado varios minutos a saludar y departir brevemente con el público presente.

Las personas que se han reunido en la Plaza Mayor "tenían ganas de ver a los reyes" y estos han correspondido. No había más que ver las caras satisfechas y los comentarios de los presentes. Felipe de Borbón y Doña Letizia han cumplido en la mañana de este miércoles y no han dudado en trasladar su cercanía y mutuo agradecimiento a los conquenses. Había dudas. Como ocurre siempre en estas ocasiones. ¿Saludarán a la gente o pasarán directamente al acto? Finalmente, la incógnita se ha despejado favorablemente a pesar de la rigidez que impone el entorno de la Casa Real. En este caso, como siempre; bromas, las justas.

Su primer saludo, poco después de bajarse del coche, ha sido para María Chamón, la madre de Laura del Hoyo, joven asesinada en agosto de 2015 junto a su amiga Marina Okarynska. Los monarcas le han expresado su afecto y apoyo tanto verbalmente como con gestos cariñosos justo donde comienza la calle Obispo Valero.

Después se han dedicado a recorrer prácticamente todo el itinerario marcado por las vallas de seguridad, teniendo palabras para muchos de los vecinos y turistas que han querido saludarles y compartiendo apretones de mano y sonrisas. Lo han hecho separados, distanciados en unos metros. La presencia de los reyes ha pillado a más de uno de improviso. Como una pareja de Cartagena que se encontraba visitando nuestra ciudad. "¿Y todo este lío? ¿Que están los reyes en Cuenca? ¡Fenomenal! Esto sí que no nos lo esperábamos. Un premio extra. Algo habíamos oido pero no sabíamos que era hoy". Los vecinos de la ciudad ocupaban los mejores lugares, es lo que tiene el "jugar en casa" y conocer el terreno de juego. "Llevo más de una hora aquí aunque he tenido que subir desde los Oblatos porque el autobús no subía más arriba. Es cansado esperar pero creo que merece la pena". 

El fuerte calor reinante no ha disuadido a seguidores y curiosos de sus majestades. El día estaba de lujo pero, eso sí, sobre las 14.00 horas cuando aún había bastante público esperando la salida se ha cobrado su precio con al menos dos desmayos que han tenido que ser atendidos por los servicios sanitarios.

(CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES)

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus