22/01/2019

Un maestro del Siglo de Oro escoltado por los referentes del movimiento abstracto conquense del XX

La obra 'San Francisco en Oración' se exhibe en el Museo de Arte Abstracto durante casi un mes, acompañada de los homenajes a Zurbarán de Torner, Guinovart y Rueda y dos obras espirituales de Zóbel y Mompó

Zurbarán en Cuenca

La obra de Francisco de Zurbarán 'San Francisco en Oración' llega a Cuenca para exhibirse de forma temporal en el Museo de Arte Abstracto Español y escoltada por Zóbel y otros grandes maestros de la vanguardia que han dado fama mundial el espacio artístico de las Casas Colgadas.

La gira para conmemorar los 200 años del Museo del Prado ha servido para que llegue a la ciudad este óleo de 1659, de temática religiosa, que ha sido instalado en la llamada Sala Negra junto a un grupo de cuadros contemporáneos de la colección de la Juan March: tres obras que homenajean al propio pintor del siglo de Oro firmadas por Gustavo Torner, Gerardo Rueda y Josep Guinovart y dos de temática espiritual, la 'Semana Santa de Cuenca' de Manuel Hernández Mompó y el 'Transparente Rosa' de Fernando Zóbel, que ilustró el cartel anunciador de la Pasión Conquense en 2016. La muestra se completa con dos apuntes sobre Zurbarán que se encontraban en los cuadernos del pintor filipino, dibujos que el artista hizo durante sus visitas al Museo del Prado.

Javier Gomá, director de la Fundación Juan March, ha revelado que le parece "hermoso y alecionador" que el Museo del Prado haya apostado por celebrar su segundo centenario de esta manera tan particular "y en lugar de organizar unos fastos espectaculares haya decidido que ese Prado, que es un museo del Reino de España, preste generosamente una obra a museos de toda la geografía española para embellecerlos, darlos a conocer y compartir con todos los españoles esta importante fecha". Afirma que cuando el Prado se puso en contacto con la Fundación Juan March para decirles que eran una de las sedes elegidas para esta gira "nos sentimos muy felices y además de aceptar esa invitación hemos tratado con especial cariño ese préstamos que se nos ha hecho".

Gomá destaca la elección del espacio, esa Sala Negra "que es atrevida desde el punto de vista estético" y que temporalmente mostrará "este Zurbarán particularmente hermoso, de su época tardía, que han tenido la generosidad de compartir con nosotros".

El director de Museo del Prado, Miguel Falomir, ha asistido a la inauguración y ha tenido palabras de gratitud al Museo de Arte Abstracto de Cuenca "por permitirnos venir aquí y habernos acogido de una forma tan admirable". Explica que "el Museo del Prado es de todos, es el mayor regalo que se ha hecho a la nación española por una serie de vicisitudes políticas y sociales; es un museo que tiene su sede en Madrid pero es nacional por vocación". Y es que ha recordado que desde la década de los sesenta este museo ha depositado obras "a lo largo y ancho de la geografía española" y hay en la actualidad más de 3.400 por todo el país, cuatro de ellas en el Museo de Cuenca.

Con esta gira "queríamos recordar esa dimensión nacional del museo y para mí este es el programa más querido de casi el centenar de actos de este segundo centenario", explica Falomir. Cuenca ha sido el lugar de Castilla-La Mancha elegido para este programa porque Toledo "por su cercanía ya suele ser receptora habitualmente de obras del Museo del Prado" y el director del Prado ha desvelado que en esta elección también ha habido "razones puramente sentimentales, porque he vivido de niño en Cuenca y tengo una afinidad con esta ciudad".

A Cuenca ha llegado una obra de Zurbarán porque el Museo de Arte Abstracto ya contaba con un cuadro de Torner dedicado al pintor pacense y sendos homenajes firmados por Guinovart y Rueda. Además, el artista conquense colaboró en el montaje de algunas de las salas del Prado. "Zurbarán fue un pintor muy importante para las vanguardias españolas de principios del siglo XX en adelante y se ha establecido un inteligente diálogo entre el cuadro que hemos traído y el grupo de la abstracción conquense de la década de los sesenta", apunta Falomir.

Javier Barón, director de las  colecciones pictóricas del siglo XIX del Museo del Prado, ha sido otro de los invitados a la inauguración y a la mesa redonda con la que se ha dado la bienvenida a esta obra de arte. "Se puede ver la huella de Zurbarán en el grupo de Cuenca y aquí podemos ver que se ha formado un ámbito de reflexión a través de esta figura central, resuenan sugestiones inesperadas y traza una continuidad entre el arte del pasado y del presente y que aquí se puede percibir gracias a un montaje excepcional".

Finalmente, el director de Museos y Exposiciones de la Fundación Juan March, Manuel Fontán,ha agradecido al Prado que se haya hecho cargo de los costes de transporte de la obra, "lo habitual en este mundo es que el que reciba pague" y ha comentado que a Zóbel "le hubiera emocionado ver que su museo recibe un Zurbarán" porque el filipino "se pasaba la vida yendo a los museos como suelen ir los artistas, con cuaderno de dibujos y tomando notas", como se puede ver en la propia muestra de los bocetos que dibujó durante algunas de sus visitas al Prado.

Comenta Fontán que este 'San Francisco en Oración' que se expondrá durante un mes en Cuenca "está sacado de su tiempo al estar situado en un museo moderno, pero a veces ocurre el milagro de que las obras se sincronizan, porque el gran arte habla un mismo lenguaje y supera los cuatro siglos que hay entre el Zurbarán y sus homenajes".

Esta obra estará en el Museo de Arte Abstracto hasta el próximo 17 de febrero y coincidirá temporalmente con la exposición del videoarte de Bill Viola y la exposición temporal que el centro de las Casas Colgadas acoge de Max Ernst.

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus