19/01/2018

Un juez suspende cautelarmente la orden de clausura de varias instalaciones del Hostal Isis de Arcas

El juzgado cree que cerrar la piscina, el restaurante y la pista de pádel supone un perjuicio económico para el propietario y  que no ha habido daños a terceros en el tiempo que a estado abierto

Restaurante Hostal Isis

El Juzgado de la Contencioso número 1 de Cuenca ha acordado la suspensión cautelar de la orden de clausura de algunas dependencias del Hostal Isis, concretamente del restaurante, la pista de pádel y la piscina, dictada por el Ayuntamiento de Arcas el pasado verano.

Según explica el juzgador en el auto al que ha tenido acceso Vocesdecuenca.es, los perjuicios que este tipo de clausura conllevan "si bien no han de llevar a la ruina económica que se pone en el manifiesto en el escrito de solicitud de la parte actora, sí que efectivamente ocasionan perjuicios al titular de la actividad económica".

Entiende también el tribunal que no queda acreditado por el Ayuntamiento que la suspensión de la clausura cause una perturbación grave del interés público y que las actividades que se quieren cerrar "llevan funcionando durante todo este tiempo de tramitación del expediente de legalización sin que ninguna perturbación a terceros se haya producido", en un establecimiento que cuenta con licencia desde el 2002.

El tribunal subraya que con este auto no se da "un trato diferente" al propietario del Hostal Isis en relación a otros vecinos de la localidad, sino que se trata de una cautelar para armonizar diversos intereses en conflicto mientras se trata la cuestión de fondo. De hecho, el juzgador recuerda que, si la legalización que le exige el Ayuntamiento de Arcas es procedente, el propietario del local deberá llevarla en los términos exigidos. Contra este auto cabe recurso de apelación.

El Ayuntamiento de la localidad conquense emitió en junio de 2017 una orden de clausura del restaurante, la pista de pádel y la piscina del Hostal Isis por falta de licencia de actividad. Las autoridades se presentaron el 23 de junio en el establecimiento para ejecutarla pero no pudieron hacerlo por falta de orden judicial, que fue denegada en julio por el Contencioso-Administrativo de Cuenca.

El propietario del establecimiento, Isidoro Ortega, considera que esta orden de clausura puede ser una "represalia política", ya que en 2015 el hostelero fue elegido concejal por el partido ‘Alternativa por Arcas'.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus