23/04/2016

Nacen dos oseznos en el parque de El Hosquillo

En este paraje tmbién se crían en semilibertad diversas especies cinegéticas, como ciervo, corzo, gamo, muflón, cabra montés y jabalí, que sirven fundamentalmente para la repoblación de acotados de caza

Foto: Miguel A. Verona

El Parque Cinegético Experimental de El Hosquillo cuenta con dos habitantes más. Se trata de dos oseznos que han nacido en este paraje sumergido en plena Serranía conquense. Hace siglos el oso pardo formaba parte de la fauna de esta comarca.

Según explican en la propia web del Parque, los osos pardos  proceden de poblaciones de Centroeuropa, aunque en un pasado reciente hubo en El Hosquillo oso pardo ibérico. Es el caso de Paca y Tola, dos oseznas que quedaron huérfanas tras la muerte de su madre a manos de un furtivo, y que se criaron en el Rincón del Buitre, antes de integrarse en el proyecto de recuperación del oso pardo en Asturias.

Entre los animales que pueblan El Hosquillo se encuentran especies de aves protegidas que anidan en sus cortados y roquedos, como el águila real, el halcón peregrino, el buitre leonado, el alimoche o el búho real. Asimismo hay multitud de aves forestales, como el azor, el gavilán, el trepador azul, el pito real y el picapinos, entre otros.

También se crían en semilibertad diversas especies cinegéticas, como ciervo, corzo, gamo, muflón, cabra montés y jabalí, que sirven fundamentalmente para la repoblación de acotados de caza. La cría de especies cinegéticas en semilibertad permite que en el Parque se realicen importantes estudios sobre esta fauna.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus