25/05/2018

Marcos de Quinto: “Pondría como eslogan: Cuenca, la capital donde no hay un Corte Inglés”

El ex vicepresidente ejecutivo de Coca-Cola a nivel global considera que un buen modelo para la capital conquense sería "que las élites estudien en Cuenca, para lo que debe de haber centros de formación de primer nivel a escala mundial"

"Pondría como eslogan: Cuenca, la capital donde no hay un Corte Inglés". Así se ha expresado este viernes el ex vicepresidente ejecutivo de Coca-Cola a nivel global Marcos de Quinto durante su participación en el III Foro Mirando por Cuenca organizado por Cadena Ser. El experto en marketing ha explicado que le parece muy importante "la diferenciación dentro de las estrategias. Tenemos que positivizar la realidad, darle otro enfoque y aprovecharnos de ella".

Durante su discurso, ha afirmado que "ser  diferente tiene sus cosas positivas, y cuando tienes una estrategia de marketing que te diferencia, ese tipo de cosas dice mucho, como que es un territorio virgen en muchos aspectos, donde no se ha sufrido determinado nivel de especulación". Este estado de "virginidad" que tiene Cuenca es positivo porque "así no hay que estar defendiendo el arrastre de determinada industria, como pude pasar con los astilleros".

En este sentido, ha criticado que muchas veces "no valoramos lo que tenemos y añoramos lo que otros tienen. Tratando de imitar a otros somos capaces de destruir lo que tenemos. Por razones personales y familiares conozco muy bien Benidorm y sé cómo era antes y como es ahora. Supongo que nadie quiere que el modelo de Benidorm suceda aquí en Cuenca". 

El ex vicepresidente ejecutivo de Coca-Cola no cree que el mejor modelo de desarrollo de una ciudad esté basado en la llegada de una gran empresa salvadora. "Me recuerda a Bienvenido Mr. Marshall. Una ciudad como Cuenca no puede tener un modelo que dependa de la decisión de una directiva, por ejemplo, de cambiar de lugar una planta de producción", ha explicado.

Según De Quinto "no se puede pensar en el futuro de una ciudad sin pensar en el modelo de país, y desgraciadamente no tenemos un modelo nacional. Es momento de ver el modelo de país que queremos ser, y hace falta altura de miras para definirlo".

En este punto, ha asegurado que para que un país sea influyente en el mundo tiene que ser potencia mundial o potencia económica, algo difícil de conseguir para España. Por eso cree que la forma en la que España puede destacar es "como plataforma de entendimiento. Debemos ser potencia en formación, para poder influir en las élites es necesario que se eduquen en España".

Así, considera que un buen modelo para la capital conquense sería "que las élites estudien en Cuenca, para lo que debe de haber centros de formación de primer nivel a escala mundial, escuelas de las que también se beneficiarían vuestros hijos". Estos centros de formación, ha recordado, se diferencian "por tener al mejor profesorado,

Respecto al Turismo, ha subrayado que "hay que ir más allá del turismo de fin de semana, y una opción puede ser el de Congresos, para el que Cuenca ofrece intimidad y oportunidad para que las directivas se aparten del día a día". Además, ha destacado sus buenas comunicaciones con Madrid y Valencia.

En cuanto a la despoblación, considera que debe haber un cambio mental, dejando de pensar en cómo fijar a las personas para pensar en cómo atraerlas, dado que "no hay que clavar a la gente al lugar donde ha nacido".

El III Foro Mirando por Cuenca ha contado con la asistencia de una gran cantidad de personalidades políticas, sociales y culturales de la capital y la provincia. Al acto han asistido, por citar algunos ejemplos, el vicepresidente primero de la Junta de Comunidades, José Luis Martínez Guijarro, el presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, y el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal. El acto ha sido presentado por la directora de la Cadena Ser de Cuenca, Aurora Duque, y el arqueólogo Miguel Ángel Valero. 

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus