26/01/2020
Balonmano

Los 'furiosos' conquenses apoyarán este domingo a España en su lucha por revalidar el Europeo

Una decena de aficionados de Cuenca han acompañado a los de Jordi Ribera en los últimos encuentros y repetirán en la final 

Este domingo, a partir de las 16:30 h. y en directo por La 1 de RTVE, se disputa final del Campeonato de Europa de Austria, Noruega y Suecia 2020 en el Tele2 Arena de Estocolmo entre España y Croacia: la tercera final continental consecutiva que alcanzan Los Hispanos, que aspiran a revalidar el título como únicamente ha conseguido un equipo en toda la historia, Suecia, que lo hacía posible en 2000 y 2002. 

El combinado español tendrá en Suecia el acompañamiento de una decena de aficionados de la Furia Conquense. Fieles a la selección, como lo son al Liberbank Cuenca allí donde viaja, han estado dando apoyo al equipo de Jordi Ribera en los últimos encuentros dentro del colectivo Territorio Hispano y este domingo animarán con sus cánticos en el último escollo hacia el oro. 

Cansancio

Croacia y España se cruzan otra vez, ahora en territorio escandinavo, en busca del título continental. El equipo de Jordi Ribera ya descubría al término de la Main Round, celebrada en el Wiener Stadthalle de Viena, las muchas virtudes y escasos defectos del conjunto arlequinado que, eso sí, prescindía de su mayor estrella, Luka Cindrić. Ayer, Lino Červar no reservaría nada durante los 80 minutos de partido, dada la doble prórroga que tuvo lugar, por lo que el cansancio físico de los balcánicos es todavía mayor.

Controlar a Igor Karačić, visto lo visto en la pasada ronda, se antoja imprescindible para alcanzar la victoria. El central del PGE VIVE Kielce de Polonia le hizo 10 tantos al equipo español, y comparte protagonismo en una primera línea repleta de talento con el propio Cindrić, con Luka Stepančić y con Domagoj Duvnjak, el veterano jugador del THW Kiel germano. Además, cabe resaltar la importancia de Marin Šego en los esquemas de Červar, ya que el portentoso cancerbero del Montpellier HB galo es una garantía de vida en los grandes partidos.

España, ante todo esto, se presenta en la gran final como el equipo con mejores números en ataque –256 goles y un 68% de efectividad– y en portería –100 paradas entre Gonzalo Pérez de Vargas y Rodrigo Corrales y un 33% de eficacia–, aderezado todo ello con un parámetro, la distancia recorrida –252 kilómetros en total– en el que el combinado español aventaja con creces al resto de participantes. Croacia, por ejemplo, se queda a 42 kilómetros de los Hispanos de Jordi Ribera, lo que habla y mucho de la solidaridad de este grupo, insuperable en su entrega y compañerismo.

España, que al superar a Eslovenia conseguía el billete directo para la fase final del Campeonato del Mundo de Egipto 2021, se podría hacer mañana con el acceso directo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 si conquista el título.

Jordi Ribera reconocía que "el día se hizo largo, al final terminamos cenando a la una, era el cumpleaños de Rodrigo Corrales y era el momento de celebrarlo todos juntos; los técnicos nos hemos levantado pronto hoy para preparar todo el material de trabajo, pero los jugadores más tarde para aprovechar el descanso. Mañana el partido es a las 16:30 h. y hay poco tiempo de recuperación".

Respecto de Croacia, el preparador español afirma que "somos dos equipos que hemos demostrado que no hay especulaciones, tuvimos un partido en la Main Round, ninguno de los dos se iba a quedar eliminado de semifinales, y los dos salimos a ganar, al 100%, y eso mismo nos vamos a encontrar mañana: dos equipos competitivos, con el mismo objetivo, con el cansancio normal de 8 partidos y de las semanas que llevamos concentrados. España además ha viajado por todas las sedes, y lo positivo es que el equipo se ha ido adaptando a todas las circunstancias".

Daniel Sarmiento, por su parte, asegura que "estar aquí no ha sido fácil, el camino ha sido duro, exigente, pero lo que queda es que ha sido un trabajo duro y bonito a la vez, esta generación se merecía llegar a otra final, y el premio es muy grande". Para el canario, "para ganar a Croacia tenemos que hacerlo muy bien, como ya vimos ayer, disponen de tres o cuatro jugadores entre los mejores del mundo. Sabemos del gen competitivo de Croacia, nosotros somos iguales".

Croacia y España han cruzado sus caminos en 32 compromisos, 27 de ellos de carácter oficial, con un saldo que es favorable al conjunto balcánico: 11 partidos ganados por España, 2 empates y 19 derrotas a manos de los arlequinados. Es, además, la segunda final protagonizada por ambos conjuntos, ya que hace 15 años, en el Campeonato del Mundo de Túnez 2005, España se imponía a Croacia para sumar al pecho su primera estrella dorada. Mañana, por tanto, es el día perfecto para repetir aquella hazaña.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus