05/05/2016

La vía ferrata de Priego ya está completamente lista para su uso

El presidente de la Diputación de Cuenca ha recepcionado las obras de la pasarela sobre el Escabas

La Diputación Provincial de Cuenca ya ha recepcionado las obras de construcción de la vía ferrata del Estrecho de Priego, que añadirá atractivo a esta de por sí bella comarca de La Serranía conquense.

El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, que este miércoles se desplazaba hasta la zona, ha manifestado su deseo de que esta infraestructura sea un revulsivo más para el turismo de Priego y su comarca y contribuya a reactivar la economía. Y es que, según ha dicho, para la Diputación es muy importante compatibilizar nuestros recursos naturales y nuestra geología con el turismo en busca del desarrollo económico de nuestros pueblos. Algo que, a su juicio, en Priego se puede producir con esta Vía Ferrata, "ya que viene a complementar su potencial turístico basado en su patrimonio natural e histórico, así como en la artesanía de mimbre y la cerámica".

Un recorrido de 1,3 kilómetros, 890 pates colocados, 240 metros de tablones de madera, 765 metros lineales de cable de acero y 113 tensores galvanizados constituyen la vía ferrata del Estrecho de Priego, que ha supuesto una inversión de unos 46.000 euros a través del Plan de Mejora de Infraestructuras Turísticas de la provincia de Cuenca (Plamit).

Ubicada en la margen derecha de la hoz y a la altura del puente sobre el río Escabas, esta vía ferrata, homologada por la Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha, consta de dos tramos de distinta dificultad y una salida común para ambos en forma de pasarela a lo largo de 120 metros de pared rocosa.

El tramo conocido como Las Buitreras, con una dificultad media-alta, realiza un recorrido de 890 metros a una altura máxima del suelo de 90 metros y cuenta con tres puentes de cable. El otro tamo, denominado Estrecho de Priego y con una dificultad baja, tiene una longitud de 280 metros con una altura máxima de 40 metros del suelo y consta de tres puentes de cable y dos de madera. Y, por último, se encuentra la salida, en forma de pasarela de madera, que tiene una longitud de 120 metros con una altura máxima del río Escabas de 35 m.

A lo largo del recorrido se ha colocado un cable de acero, que sirve de línea de vida para el usuario al ir sujeto a él mediante un arnés y varios mosquetones. A pesar de ello y del hecho de que este tipo de instalaciones son accesibles a personas ajenas al montañismo, para su utilización se requiere del acompañamiento de un guía experto.

Pero ésta no es la única actuación de la Diputación en esta materia y ya está trabajando en dos nuevas vías ferratas, una en Villalba de la Sierra y otra en Fuertescusa. No en vano, en el último Pleno ordinario de la institución, se aprobó una modificación de créditos al Presupuesto de este año, en la que se incluía dos partidas presupuestarias de 20.000 euros cada una para acometer estas dos infraestructuras.

La voluntad de la Diputación es seguir trabajando en este campo con vistas a formar una red provincial de vías ferrata, a semejanza de la ya existente de senderos.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus