15/07/2018

La exposición 'Follow/Unfollow', de la belga Monique Bastiaans, llega a la Fundación Antonio Pérez

Fue inaugurada este viernes y podrá visitarse hasta el 30 de septiembre

Follow/ Unfolow

La Fundación Antonio Pérez de Cuenca, acoge desde este viernes 13 de julio en  sus  salas  de  exposiciones  temporales la  exposición 'Follow/ Unfollow', de la  artista belga Monique Bastiaans, que permanecerá en este centro artístico hasta el día 30 de septiembre.

En palabras de catedrático de la Universitat Politècnica de València, Juan Bautista Peiró, "el trabajo  artístico  de  Monique  Bastiaans  pone  en  tensión  uno  de  los  rasgos  más característicos  de  las  artes  plásticas:  su  capacidad  de  poner  en  relación  lo  distinto,  lo distante,   lo opuesto   incluso.   Y   hacerlo   de   tal   modo   que   el   objeto   artístico   se transforma en un instrumento dinamizador del espectador, invitándolo a interrogarse, a emocionarse, a identificarse con la obra, y por ende, con la artista.

Esa  capacidad  relacional  es  especialmente  significativa  en  todos  y  cada  uno  de  los proyectos  que  Bastiaans  lleva  adelante  y  se  articula  en  base  a  dos  estrategias sólidamente   asentadas   en   su   más   que   singular   poética   (hacer   creativo):   la contextualidad y la interdisciplinariedad.

La i mportancia  del contexto es básica para  profundizar en las posibilidades expresivas y comunicativas de la obra. Bastiaans tiene muy presente el conjunto de circunstancias que  inevitablemente  acompañan  y  conforman  un  proyecto  expositivo.  Así  ha  sido  en
Follow/Unfollow, donde el carácter anteriormente sagrado del contenedor  ha sido un detonante  para  sacar  a  relucir  una  problemática  que  a  buen  seguro  estaba  latente  y presente  en  su  imaginario.  Como  tantas  otras    veces,  ese  juego  contextual  opera  en planos    difer enciados    que    son    a    la    vez    concéntricos,    superpuestos,    tejidos, entrecruzados,  interconectados.  El  diálogo  efectivo  con  cada  una  de  las  salas,  con  las calles  y  los  emblemas  de  la  propia  ciudad,  encuentra  una  fértil  intersección  entre  la historia  de  las  religiones  y  las  sorprendentes  conexiones  con  otras  manifestaciones colectivas  contemporáneas  (redes  sociales)  devotas  de  similar  fidelidad/popularidad que se persigue con singular ahínco.

Destacable  es  la  pasmosa  capacidad  para  conjugar  no  sólo  palabras  y  conceptos  que hunden sus raíces en esa imaginación material que tan bien definió Gaston Bachelard y que  Bastiaans  ha  hecho  suya   obra  a  obra.   También  para  utilizar  todo  tipo   de materiales,   para   reutilizar   objetos,   para   construir   lo   extraordinario   a   base   de combinaciones,   de   composiciones,   de   procesos   tan   sencillos   en   el   fondo   como fascinantes  en  su  manifestación.  Desde  materiales  tan  naturales  y  primitivos  como  el algodón,  el  serrín  o  la  cerámica  hasta  otros  tan  tecnológicos  y  sofisticados  como  el aluminio,   la fibra   de   vidrio   o   carbono,   resinas   acrílicas,   silicona   o   nylon.  

En
Follow/Unfollow,  Bastiaans  parece  haber  reenfocado  su  recurrente  interés  por  la naturaleza   biológica   y   sus   fascinantes   modelos   de   desarrollo   y   crecimiento dirigiéndolo   esta   vez   hacia   la   naturaleza   humana.   Más   concretamente   hacia   la pervivencia de las religiones como un elemento inmovilista y reaccionario enfrentado a una  realidad  siempre  cambiante.  Así  se  suceden  las  referencias  al  Cristianismo,  al islam,  a  la  práctica  del  Zen,  al  juego  y  al  cuento,  a  las  mitologías  de  diversas procedencias. Si el crecimiento orgánico de los seres vivos es una de las más hermosas manifestaciones   del   cambio   constante,   el   inmovilismo   religioso   desdibuja   las profundidades  más  oscuras  del  ser  humano,  no  obstante
producir  objetos  preciosos cargados de indudable atractivo.

La  fisicidad  de  la  belleza  en  las  obras  de  Bastiaans,  reside  en  la  feliz  imbricación  de conceptos,   formas,   historias,   símbolos   que   toman   cuerpo   (nunca   mejor   dicho) mediante la integración de mate riales y elementos diversos que adquieren una energía de  poderosa  atracción.  Todas  y  cada  una  de  sus  construcciones,  instalaciones,  desde las  más  complicadas  hasta  las  más  laboriosas,  se  mueven  de  una  u  otra  forma: reflejando  la  luz,  proyectando  sombras,  ofreciendo  mil  puntos  de  vista,  incorporando música, produciendo sonidos, flotando, vibrando,  vibrando... Constantes cambios de estado  que  expresan  con  el  lenguaje  universal  del  arte  que  uno  cambia,  que  todo cambia.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus