08/11/2018
Serranía

La Diputación da los primeros pasos para arrendar la iglesia de la Trinidad de Moya como alojamiento

Con una superficie construida de casi 710 metros cuadrados, cuenta con dos plantas, concentrándose en la baja todos los espacios comunes del establecimiento y una habitación adaptada. En la primera hay once habitaciones convencionles

La Diputación de Cuenca ya ha puesto en marcha toda la maquinaria administrativa para el arrendamiento como alojamiento turístico singular de la antigua iglesia de la Trinidad, ubicada en pleno Conjunto Histórico de la Villa de Moya, cuyo uso ya fue cedido a la institución provincial por un periodo de quince años por el Ayuntamiento de la localidad serrana en sesión plenaria de febrero de este año.

La Junta de Gobierno ha acordado esta semana el inicio y aprobación del expediente de contratación de dicho arrendamiento, una vez la Comisión de Hacienda emitiera un dictamen favorable al respecto con los votos a favor del Partido Popular, la abstención del PSOE y el voto en contra de la única diputada de Izquierda Unida.

El presidente de la Diputación conquense, Benjamín Prieto, ha llamado la atención "sobre la relevancia de esta iniciativa con la que se pretende fomentar el desarrollo económico y social de la zona en torno a este impresionante complejo fortificado de la Villa de Moya, otorgándole un servicio hasta ahora inexistente e incrementando, por lo tanto, su atractivo para el visitante".

Y es que, en su opinión, no se puede obviar la singularidad de este alojamiento turístico no solo por dónde está enclavado, sino, además, "por el hecho de que estamos hablando de que se trata de una iglesia de finales del siglo XII totalmente adaptada para su uso como un alojamiento de calidad, una vez la Diputación acometiera su rehabilitación integral a través del Plan de Mejora de Infraestructuras Turísticas (PLAMIT) con una inversión de casi 620.000 euros".

Una iniciativa ésta que, a su juicio, "es un claro ejemplo de la apuesta de este equipo de Gobierno por la rehabilitación del patrimonio con el fin de que se convierta en una herramienta más para diversificar la provincia y dinamizar nuestra economía en torno al sector turístico, creando oportunidades de riqueza y empleo, como es el caso de este alojamiento turístico singular, y contribuyendo al afianzamiento de la población en el medio rural".


Una actuación que no es aislada y que se suma a las proyectadas en otros puntos de la provincia como San Clemente, Huete, Uña o Yémeda. "De ahí que vuelva a insistir en la necesidad de la implicación de todas las administraciones con esta provincia en busca de su desarrollo económico y un futuro mejor. Algo que se echa de menos en el Gobierno de García-Page, si bien confío en que reoriente sus políticas y se tome realmente en serio a esta tierra", ha dicho el presidente.

Importe de 4.840 euros al año

Tras estos primeros pasos del procedimiento administrativo, en unas semanas se sacará a licitación, con su publicación en el Perfil del Contratante, la explotación de la antigua iglesia de la Trinidad como alojamiento turístico singular por un periodo de 14 años prorrogable como máximo hasta el 11 de junio de 2033. Un contrato de arrendamiento que saldrá a licitación por un importe de 4.840 euros al año, lo que supone, en consecuencia, un montante total de 67.760 euros para el periodo completo de explotación, compensando las cuatro primeras anualidades con el equipamiento del inmueble para el desarrollo de la actividad turística.

Con una superficie construida de casi 710 metros cuadrados y una superficie de ocupación de parcela de 516,4 m2, esta antigua iglesia de la Trinidad cuenta con dos plantas, concentrándose en la baja todos los espacios comunes del establecimiento y una habitación adaptada, mientras que la primera está reservada íntegramente para el resto de habitantes hasta alcanzar un número total de once.

 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus