09/10/2019
Manchuela

La Asociación de Amigos del Palacio de los Gosálvez lleva a la capital conquense sus reivindicaciones

Es un edificio de estilo francés versallesco situado en el el término de Casas de Benítez para el que se reclama su restauración

El pasado domingo, miembros de la Asociación de Amigos del Palacio de los Gosálvez, visitaban Cuenca para divulgar y dar a conocer el estado en el que se encuentra uno de los edificios más emblemáticos de la provincia de conquense.

El Palacio de los Gosálvez es un edificio de estilo francés versallesco situado en el el término de Casas de Benítez, separado del de Villalgordo del Júcar (Albacete) por el mismo río. El palacio se construyó en 1902 junto con otras factorías en las proximidades del río Júcar por el arquitecto Luis Sainz de los Terreros. Perteneció a la familia de Enrique Gosálvez y Fuentes Álvarez. Abandonado en la década de 1960, por la decadencia de la familia Gosálvez y tras el fallecimiento en 1964 de Modesto Gosálvez y Fuentes Manresa, quien había sido diputado a Cortes en varias ocasiones por Cuenca durante la Segunda República, se encuentra bastante deteriorado. 

La Asociación de Amigos del Palacio consiguió que en la pasada legislatura se comprometiera por desde Diputación Provincial una partida presupuestaria destinada a labores de restauración para poder en convenio con la familia, facilitar visitas en fechas concretas, todo ello orientado a la conservación del edificio y de jardines, todo ello situado en un entorno natural junto al río Júcar.

También la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha manifestó su interés y mediación con la familia con el fin de que presentaran algún proyecto con el objeto de evitar un mayor deterioro.

A día de hoy ninguna de las Administraciones (local, provincial o autonómica) han iniciado las actuaciones previas encaminadas a la protección de este Bien Inmueble que en los años 60 se postulaba a ser Parador Nacional.

Rodeado de naturaleza, en un entorno donde los recursos que ofrece la ribera del Río Júcar entre las provincias de Cuenca y Albacete supondrían un importante revulsivo económico, turístico y cultural, el Palacio de los Gosálvez queda abandonado al pillaje y al destructivo paso del tiempo.

Ante esta situación los miembros de la Asociación quieren dar a conocer a través de un tríptico elaborado por ellos mismos la necesidad de que Administraciones y familia lleguen a un acuerdo para poner en valor uno de los rincones más pintorescos de Castilla-La Mancha.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus