09/04/2019

Kraken

Nueva entrega  poética de Alajú, Morteruelo y Rock'n roll

Ah, la rosa parda gruñe
mientras se enmustia
y el poema despliega
lacerantes tentáculos,
garras legendarias del Kraken
que estrangulan nuestras frentes
en esta singladura melancólica,
y escupimos el esplín, la "saudade" y el blues
en los vasos fosilizados del recuerdo:
palabras que mueren en las aguas del verso
como voces de ceniza y humareda
que son succionadas por ventosas oníricas
del príncipe abisal, calamar de otra Edad
odiada por los perros del naufragio:
capitanes de barcos
hundidos hace tiempo por su furia,
que se aferran a la barra, tabla de salvación
de los proscritos que vampirizan
                                            lealtades y afectos
por las tabernas del puerto,
y escriben canciones luzbelianas
para el canto de la tripulación,
asomados al final
                             firmado en un tugurio:
destruir al Kraken con armas de abismo
y regresar al abrazo de la bahía
                             con su tinta de leyenda,
para llenar los vasos
                             de aquellos que escriben.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus