02/02/2018

Inauguradas las nuevas instalaciones de producción avícola de Granja Agas en Motilla

En la actualidad, cuentan con 40.000 gallinas en libertad y este mismo año tienen previsto incrementar con otras 40.000.

El presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, ha asistido este viernes en la localidad de Motilla del Palancar a la inauguración de las nuevas instalaciones de huevos camperos de la empresa de producción avícola Granja Agas, donde, en la actualidad, cuentan con 40.000 gallinas en libertad y que este mismo año tienen previsto incrementar con otras 40.000.

Prieto, que ha tenido la oportunidad de recorrer estas nuevas instalaciones de huevos camperos, que salen al mercado con la denominación ‘Alto Bailén', ha destacado la relevancia y el gran peso específico del sector agroalimentario de la provincia de Cuenca, con productos de calidad diferenciada, como el vino, el queso, el ajo, el champiñón o el azafrán, y entre los que también se enmarcan, como no, los huevos de gallina.


Y es que, a su juicio, Granja Agas es un claro ejemplo de maridaje entre competitividad, calidad y sostenibilidad. No en vano, es una empresa conquense bien posicionada en el mercado nacional e internacional con un importante volumen tanto de producción como de exportaciones, lo que la convierte en todo un referente para emprendedores y otras explotaciones avícolas de la provincia como generadores de riqueza y empleo desde nuestro territorio y contribuyendo a colocar a Cuenca en un lugar privilegiado del sector agroalimentario de este país.


El presidente de la Diputación, que ha estado acompañado de los diputados provinciales, Óscar Pinar y Mercedes Herreras, y la subdelegada del Gobierno en Cuenca, Lidón Lozano, ha felicitado a esta empresa motillana, más que consolidada después de varias generaciones, por su constante apuesta por la competitividad, la innovación y la excelencia de sus productos, sin dejar a un lado el respeto a su entorno y, como no, la sostenibilidad.
Algo que, desde su punto de vista, queda más que constatado no solo con la inauguración de estas nuevas instalaciones de huevos camperos ‘Alto Bailén', sino también con la previsión de poner en marcha en los próximos meses una nueva nave donde instalar una máquina clasificadora de huevos, cuyas obras de construcción acaban de comenzar, así como con la previsión de otra nave experimental, donde contar con la colaboración de universidades para el desarrollo de pruebas en piensos o productos para mejorar el producto final y la calidad de vida de las gallinas. 

Godoy anima a seguir el ejemplo

El delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomas Godoy, ha participado este viernes en la inauguración de las nuevas instalaciones para huevos camperos de la empresa avícola Granja Agas, de Motilla del Palancar, que ha contado para este proyecto con una subvención de cerca de 100.000 euros procedentes de fondos europeos a través del grupo ADIMAN.

Godoy, que también ha asistido a la presentación de la página web de la empresa, ha destacado la importancia de la industria agroalimentaria de la provincia de Cuenca, con productos de calidad diferenciada que se cotizan al alza en los mercados nacionales e internacionales como es el caso de los huevos  camperos de Granja Agas, comercializados bajo la marca "Alto Bailén".

Con todo, ha incidido en la necesidad de que estas empresas, agroalimentarias y de otros sectores, apuesten por la innovación para mejorar sus procesos productivos y su rentabilidad final, lo que se dejará notar también en el empleo.

Un camino en el que, según el delegado de la Junta, las empresas podrán contar con la colaboración del Gobierno de Castilla- La Mancha, que está dispuesto a apoyarlas a través de diferentes vías como los fondos europeos que gestiona los grupos de acción local, como en este caso; el Plan Adelante para el estímulo del tejido empresarial en la región y del que ya se han beneficiado más de 2.000 empresas de la provincia;  la convocatoria de ayudas FOCAL en el caso de las industrias agroalimentarias.

Precisamente, Granja Agas será una de las empresas conquenses que concurrirán a la próxima convocatoria de ayudas FOCAL de 2018, que estará dotada con 60 millones de euros. El objetivo de la empresa es acometer un importante proyecto de inversión de más de tres millones de euros para construir un nuevo centro de clasificación de última tecnología.


Junto a este proyecto tiene previsto poner en marcha una nave experimental para llevar a cabo estudios investigación en colaboración con la universidad, otras empresas, etc.

También instalará en este año placas solares con una potencia de 250KW para autoconsumo en los tejados de dos de sus naves, afianzando así su compromiso con el crecimiento sostenible y el medio ambiente.
Finalmente, el delegado de la Junta ha querido reconocer el trabajo de la familia García Carmona, propietaria de Granja Agas, que comenzó una andadura hace cincuenta años como una empresa familiar y hoy en día tiene más de 60 trabajadores y exporta a países como Sudáfrica.
 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus