01/01/2018
Castilla-La Mancha

Guarinos (PP) afirma que las políticas del Gobierno bipartito "han girado a la izquierda más radical"

A juicio del PP las decisiones del Ejecutivo autonómico suponen "una factura muy alta que Castilla-La Mancha está pagando a base de pérdida de bienestar y de una merma importante de las posibilidades de desarrollo de esta región".

"Las políticas del bipartido Page-Podemos, marcadas por un significativo giro a la izquierda más radical, están siendo nefastas para Castilla-La Mancha, y a corto plazo ya están suponiendo un claro obstáculo para el desarrollo de esta Región y para el bienestar de sus ciudadanos".

Así lo ha subrayado la presidenta del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, Ana Guarinos, sobre lo que está ocurriendo con el ‘pacto de sillones' sellado entre los dos candidatos que perdieron las elecciones. "Mantener el sillón, los sueldos y los privilegios de los socios de gobierno, es la máxima prioridad de Page", ha lamentado la parlamentaria popular.

En la balanza del ‘debe', Guarinos ha colocado el importante deterioro de la Sanidad y de la Educación, el fuerte incremento de las listas de espera, la reducción de las ayudas a la dependencia o la caída de la inversión en infraestructuras, entre otras muchas situaciones que forman parte de las ‘mentiras de Page'.

Por contra, en la balanza del ‘haber', ha incluido el aumento desmesurado de la deuda, la consolidación de la subida de impuestos y las nuevas partidas para "mantener el pacto de sillones a base de pagar asesores, personal de confianza y altos cargos".

Según Guarinos, todo ello conforma "una factura muy alta que Castilla-La Mancha está pagando a base de pérdida de bienestar y de una merma importante de las posibilidades de desarrollo de esta región". De manera que, en opinión de los populares, el balance de 2017 no puede ser más negativo para la región, "un año de fracasos y mentiras permanentes de Page, que se ha burlado de los ciudadanos".

En este sentido, Guarinos ha destacado cómo las "políticas radicales del bipartito Page-Podemos" han quedado también plasmadas en los Presupuestos Regionales de 2018, "un presupuesto pactado entre ellos que va a perjudicar seriamente la recuperación económica y los cimientos del estado de bienestar que se habían consolidado con el Gobierno del Partido Popular".

Así, la máxima responsable del GPP ha apuntado que esos presupuestos  "no defienden el interés general de los  ciudadanos, y lo único que garantizan es mantener en el poder y en los sillones a los dos partidos que perdieron las elecciones en la región. Con estas cuentas públicas hay más sueldos para personal eventual, altos cargos y asesores al servicio de un gobierno radical de izquierdas, lo que irá en detrimento de la Sanidad, la Educación y la Dependencia, entre otros muchos servicios a los ciudadanos".

Guarinos ha responsabilizado a Page de la pérdida de inversiones, entre ellas, una importante partida para desarrollo rural -150 millones de euros- y lamenta el abandono que sufren los servicios más esenciales de Castilla-La Mancha.

En esta línea, la presidenta del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes ha lamentado el "rechazo sistemático" del bipartito Page-Podemos a las propuestas del PP que, en forma de enmiendas al Presupuesto de 2018, pedía una dotación económica suficiente para sacar adelante un buen número de proyectos en la Región, -prometidos reiteradamente por Page y siempre incumplidos- y la configuración de un plan de choque contra las listas de espera, "un tema especialmente sensible por el que el Gobierno Page-Podemos no se preocupa, mientras sigan manteniendo el sillón".

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus