12/01/2018
La Mancha

Frente común de la Consejería de Agricultura y Greenpeace contra el ATC de Villar de Cañas

Martínez Arroyo ha asegurado que el estudio de impacto ambiental presentado por ENRESA contiene "muchas carencias"

Reunión Agricultura y Greenpeace

Greenpeace y el Gobierno regional comparten su posición contraria a la construcción del almacén nuclear y su apuesta por un modelo energético renovable y sostenible. Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, que ha recibido a la responsable de la campaña antinuclear de Greenpeace, Raquel Montón en el marco de una ronda de contactos con las organizaciones ecologistas para analizar la intención del Gobierno central de construir un cementerio nuclear en Villar de Cañas.

Martínez Arroyo ha asegurado que el estudio de impacto ambiental presentado por ENRESA contiene "muchas carencias" desde el punto de vista de la afección a los acuíferos, "una cuestión muy importante teniendo en cuenta la situación de sequía que sufrimos", y en cuanto a la afección desde el punto de vista sismológico ya que "estamos teniendo pequeños terremotos permanentemente en la región".

Asimismo, también presenta "carencias" respecto a la afección radiológica, es decir, "el efecto sobre las personas, el entorno y los municipios que se van a ver afectados en toda la región y en toda España, como consecuencia del transporte de residuos por carretera al cementerio nuclear de Villar de Cañas" desde todas las centrales nucleares de nuestro país. El consejero ha expresado su preocupación por este asunto y, especialmente, "por la repercusión negativa que pueda tener en los alimentos y denominaciones de origen de Castilla-La Mancha que están siendo bandera de la región por todo el mundo".

Por otro lado, desde el punto de vista medioambiental, Arroyo destaca que "la Consejería está comprometida con la protección de los espacios que son susceptibles de ser protegidos" por lo que volverá a instar a la Unión Europea a que vigile la protección de esos entornos en Castilla-La Mancha, en este caso, a través del LIFE de esteparias. En este sentido, ha recordado que es la propia Comisión Europea la que insta al Gobierno de Castilla-La Mancha a proteger los espacios de la Red Natura 2000 en los que se encuentran especies como las aves esteparias, dentro de la Directiva Hábitats "y, por eso, la Consejería procedió a proteger la ampliación del espacio en torno a la Laguna de El Hito".

Energía solar y eólica

En materia de energía solar y eólica, han departido de que "Castilla-La Mancha es pionera y podría ser factible avanzar en España hacia un modelo cien por cien renovable en el año 2050". Coincidiendo con la posición europea, Martínez Arroyo ha aseverado que el Gobierno regional apuesta por un modelo energético "renovable, sostenible y con planificación a nivel estatal" que no es en ningún caso el de las energías nucleares.

A este respecto, ha recordado que Castilla-La Mancha "es autosuficiente en la generación de energía eléctrica a través de fuentes renovables, ya que incluso produce más de la que es capaz de consumir. Por ello, el titular de Medio Ambiente ha instado al Gobierno central a que afronte la política energética de Estado desde una perspectiva de país, planificando un modelo sostenible que sea válido para todos y no tomando decisiones en contra de los ciudadanos del territorio de Castilla-La Mancha".

Informe "caducado" del Ministerio

Por su parte, la responsable de la campaña antinuclear de Greenpeace, Raquel Montón, ha agradecido al consejero el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha en esta materia y ha advertido de que en el año 2025 "deberían estar cerradas las centrales de carbón y nucleares" y habría que estudiar que solución damos a los residuos nucleares, "que no los hemos producido nosotros y, además, han dado beneficios a las empresas y parece que estamos obligados a pagar los demás con nuestros impuestos".

Por todo ello, para Greenpeace el informe de impacto ambiental que prepara el Ministerio de Energía que dirige, Álvaro Nadal, está "obsoleto", teniendo en cuenta que el proyecto de cementerio nuclear está diseñado de acuerdo a un Plan de Gestión de Residuos Radiactivos del año 2006, "hace once años" y, además, "infradotado financieramente".

En este punto, ha lamentado que el Gobierno central siga "empeñado" en alargar la vida de las centrales nucleares y siga planteando un proyecto "sin darle la dotación económica y sin actualizar ese Plan de Gestión", un asunto que la organización ecologista viene demandando desde hace años de forma pública y también a nivel interno.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus