19/01/2018
Serranía

Fallece la osa Tola, símbolo del Hosquillo y de la lucha contra la caza furtiva

Junto a su hermana Paca, vivió durante cinco años en el Parque de la Serranía de Cuenca donde llegaron tras ser rescatadas de los cazadores que mataron a su madre

Imagen de la osa Tola (Foto: Twitter Policía Nacional)

La osa Tola, huésped durante cinco años junto a su hermana Paca de El Hosquillo, ha fallecido en las instalaciones asturianas de la Casa del Oso donde se han desarrollado sus últimos años de vida.

Tola y Paca llegaron al parque cinegético conquense tras ser rescatadas en 1989 de los cazadores furtivos que habían matado a su madre. Durante su estancia en régimen de semilibertad en El Hosquillo se convirtieron en un símbolo, al igual que lo han sido posteriormente de la recuperación de esta especie. Tras su estancia en territorio conquense, fueron trasladadas al Principado de Asturias.

Tola ha fallecido este jueves con 29 años. Los osos pardos viven en unos 25 años, lo que en un ser humano pueden suponer unos 85 o 90 años. Tola estaba aquejada ya los achaques propios de su avanzada edad.  El lugar donde ha fallecido es visitado cada año por miles de personas que reciben información sobre la importancia de la conservación del oso pardo en su hábitat natural de la Cordillera Cantábrica.

Emblema

Tola y Paca compartieron en Cuenca espacio con una amplia y diversa representación de la fauna ibérica. El Hosquillo fue creado como Parque Cinegético Experimental en el año 1964 y desde 1986 la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha gestiona el espacio desarrollando labores de conservación, investigación y educación ambiental. El Parque es un laboratorio natural para estudiar y conservar diferentes especies de fauna, y una gran aula al aire libre para aprender acerca de la conservación de nuestros recursos naturales.

El Hosquillo tiene como habitantes a numerosos animales, entre los que podemos encontrar gran diversidad de aves. También presenta buenas poblaciones de especies cinegéticas como ciervos, corzos, gamos, muflones y cabras monteses. Además alberga una representación de dos especies en peligro de extinción. Una de ellas es el lobo ibérico. La otra, verdadero emblema del Parque, es el oso pardo. Precisamente, Félix Rodríguez de la Fuente dedicó a los osos de El Hosquillo el primer documental sobre la fauna de España de su aclamada serie El Hombre y la Tierra.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus