04/07/2019

En su noventa cumpleaños fue Pedro Iturralde quien le dio un regalo a Cuenca

El músico navarro ofreció una magistral actuación en Estival Cuenca en una velada que contó también con The Teachers band y un reconocimiento al locutor de Radio 3 José Miguel López

Concierto Pedro Iturralde y The Teachers band

En una velada jazzera que contó con un notable aforo el saxofonista Pedro Iturralde impartió una clase magistral de música sobre el escenario Solán de Cabras del Parador de Cuenca. Celebró el navarro su 90 cumpleaños en Estival Cuenca y al final fue él quien hizo un regalo a esta ciudad con un concierto memorable.

Esta cita de Estival Cuenca tuvo como prólogo el reconocimiento que la organización le hizo a José Miguel López, del programa musical de Radio 3 Discópolis, por su contribución a la difusión de este festival conquense. López, que posteriormente se encargaría de presentar la actuación de Iturralde, recibió una placa personalizada obra del artesano Tomás Bux.

A continuación se subieron al escenario los conquenses The Teachers Band, que han formado parte del cartel de Estival desde sus inicios. La banda formada por Pepe Mencías, Perico Shaman, Pedro Miguel Valero en la batería y José Luis Bermejo ofreció un repertorio con estándares de jazz, algunos de ellos con aroma latino, una versión del 'Too much love to kill you' de Queen y algunos temas propios compuestos por algunos de sus componentes. Incluyeron también dos composiciones de Pedro Iturralde y terminaron a ritmo de dulzaina con el tema Cuenca Ciudad de Música que compusieron para el XX aniversario de la proclamación de la capital como ciudad patrimonio.

Tras este concierto le llegó el turno a Pedro Iturralde y su cuarteto, formado por Mariano Díaz al piano y Richie Ferrer al contrabajo, con los que lleva un cuarto de siglo tocando y Daniel García a la batería. También recibió una placa conmemorativa de Tomás Bux y sopló las velas de cumpleaños antes de entrar en materia. Durante una hora de concierto el maestro intercaló algún estándar con composiciones propias, piezas con ecos de sus viajes a Grecia y Francia y con homenajes a clásicos como Granados. El nonagenario Iturralde cerraba los ojos para deleitarse con los solos de sus compañeros y cuando le tocaba el turno demostraba que no ha perdido el fuelle. El público terminó en pie y se formó una larga cola para adquirir sus discos cuando terminó un concierto del que dentro de un tiempo los asistentes podrán presumir de que estuvieron allí.

CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus