07/02/2019

El TSJ anula la valoración de seis millones a la indemnización al expropietario del yacimiento de Noheda

Acepta la tesis del Consistorio, que defendía que lo que se estaba expropiando era una parcela rural y no el yacimiento, pues ya era un bien de dominio público 

Mosaico romano de Noheda

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJ) ha estimado íntegramente el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el Ayuntamiento de Villar de Domingo García contra el acuerdo de la Comisión de Valoración que cifró en seis millones de euros la indemnización al expropietario por la expropiación forzosa de la parcela donde se ubica el yacimiento de Noheda. Este acuerdo queda por tanto anulado al no ser conforme a derecho.

En la sentencia, a la que Vocesdecuenca.es ha tenido acceso, se indica que contra ella cabe interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo, debiéndose preparar en un plazo de 30 días. Pese a aceptar íntegramente el recurso el Consistorio de Villar de Domingo García, el TSJ no impone costas procesales "pues el asunto presenta serias dudas de derecho".

Eso sí, el TSJ indica que la anulación se hace "sin perjucio a que quede a salvo el derecho que pudiera corresponder al propietario del terreno respecto al premio" que la normativa reconoce para los propietarios de hallazgos arqueológicos y que cifra en la mitad del valor de los mismos.

Así, indica que la expropiación promovida por el Ayuntamiento de Villar de Domingo García afecta única y exclusivamente al terreno, y además en su condición de rústico. En este punto, afirma que "lo que resultaría inasumible es que la expropiación alcanzara a un bien de dominio público, que incluyera toda la hipotética valoración del mismo y no sólo el premio que corresponde al propietario (por lo demás sin analizar si cumple los requisitos para ello y si concurre con el descubridor) y además esa íntegra valoración se abonara por una administración distinta a aquella que integra el yacimiento arqueológico en su dominio público".

La sentencia no señala en cuánto deberá ser valorada la expropiación forzosa, sobre la que avanza que "deberá hacerse teniendo en cuenta la condición del suelo en estado rural". "No habiéndose solicitado la fijación de ese justiprecio y, en coherencia con ello, no habiendo sido la misma objeto de debate, no puede ser fijado en esta sentencia", añade.

La defensa de la propiedad, por su parte, alegaba que "debe valorarse conjuntamente, por encontrarse indisolublemente unido, el valor del suelo con el valor del yacimiento arqueológico". Un argumento que no es compartido por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, que toma como referencia sentencias que diferencian las clases de bienes que se expropian, por un lado el suelo y por otro el bien.

La sentencia subraya que la intervención de la Comisión de Valoración "resulta procedente cuando se trata de bienes muebles o inmuebles de valor artístico, histórico o arqueológico que mantienen su condición de propiedad privada". Esta condición no se da en este caso porque "se trata de un procedimiento de diferente naturaleza, puesto que se refiere a bienes o hallazgos arqueológicos que por imperativo legal adquieren la condición de bien de dominio público". Por tanto, la administración "no tiene que abonar una compensación como sucede en los procedimientos expropiatorios, sino un premio que a modo de recompensa fijan las disposiciones legales".

El TSJ expone que "la confusión se inicia cuando interviene la comunidad autónoma en el nombramiento de uno de los miembros de la Comisión de Valoración, administración autonómica que, por otro lado, al ser emplazada en este procedimiento, rechazó esa intervención en el mismo como parte codemandada sin dejar de poner de manifiesto que no estaba conforme la valoración aprobada por la comisión". 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus