07/12/2017
La Mancha

El taller San Julián vuelve a confeccionar el Estandarte de El Vítor

Cada años se realizan diseños exclusivos a demanda del donante.  

Un año más la fiesta del Vítor sacará el estandarte de la Virgen Inmaculada que recorrerá las calles portado a caballo durante toda la noche y parte de la mañana siguiente, en una de las procesiones más largas que se conocen.

Por norma general cada año se realiza un nuevo estandarte que es donado por algún horcajeño, que este año se ha realizado en Cuenca, concretamente en el taller "Artesanía del Bordado en Oro San Julián", al igual que en otras cuatro ocasiones. Así pues,  por quinto año, los donantes horcajeños han depositado su confianza en este taller que lleva veinte años trabajando en nuestra ciudad, al frente del mismo están Rosario Mora y Macarena Sanz, que el año pasado recibieron la Placa al Mérito Artesano otorgado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, en el marco de FARCAMA.

El estandarte que se porta en la procesión del Vítor, cada vez es diferente y se realizan diseños exclusivos a demanda del donante.  Este año el estandarte  tiene un nuevo significado y el  diseño no es solo una mera ornamentación ya que, gran parte de las piezas del bordado están cargadas de un simbolismo especial.

"La imagen de la Virgen Inmaculada, "Madre de los Horcajeños" aparece  rodeada de un "TODO". Un "todo" expresado en el transcurrir del tiempo a lo largo del ciclo de una viña.  Los zarcillos y las flores que brotan en la primavera, los frutos en forma de racimos del final del verano y las hojas rojizas del otoño en la vid. Un todo que expresa la devoción. La simbología mariana, en la parte superior  una corona de la reina celestial  y en la inferior un grupo de azucenas,  reflejo de la pureza de la Virgen. Un todo para expresar el agradecimiento. A ambos lados de la imagen y como una ofrenda, sendos cestillos de flores con sus racimos de uvas y unas mariposas de la vid.", han descrito las bordadoras.

"Si bien el estandarte está totalmente bordado en hilo de oro fino se puede apreciar un tono cobrizo en todo el conjunto, que  confiere al diseño una mayor originalidad al tiempo que se ha conseguido expresar el sol del atardecer otoñal sobre las viñas", añadieron.

Rosario y Macarena han dado más detalles de su trabajo ya que, "para conseguir ese efecto, se ha empleado en el bordado, un hilo de color para sujetar el oro tendido.  Se aprecian así las diversas puntadas empleadas en la técnica mencionada. Todas las hojas, se han realizado en el punto denominado " puntita" y según el tamaño de las mismas la puntita es sencilla, doble o triple. En los cestillos laterales se han incluido algunas partes en la técnica denominada de "cartulina" o "muestra armada", que aporta mucho brillo. Con esta misma técnica vemos otros pequeños detalles aunque no es muy recomendable en este estandarte ya que la base de cartulina se puede romper.  El centro va bordado en "dado".  Para los racimos de uva, se ha utilizado canutillo: mate, de brillo, rizado e inglés,  sobre una base muy elaborada para conseguir los volúmenes de los granos"
 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus