07/02/2018
La Mancha

El jurado declara culpable de asesinato al guardia civil de Villamayor que disparó a un hombre en la A-3

La decisión ha sido adoptada por unanimidad y ha contemplado como circunstancia atenuante que padecía un trastorno psíquico grave

Audiencia provincial Madrid

Los nueve miembros de Tribunal Popular configurado en la Sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid han emitido en la mañana de este miércoles un veredicto de culpabilidad por unanimidad en el juicio que se ha seguido desde el pasado 23 de enero contra el miembro de la Guardia Civil, Ángel Luis V. J. natural de Villamayor de Santiago, por ser el autor de la muerte a tiros de un ciudadano marroquí, en la A-3, a la altura de la localidad de Fuentidueña del Tajo.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, los integrantes del jurado atribuyen al procesado un delito de asesinato, si bien contemplan en la resolución del objeto de veredicto una circunstancia atenuante de trastorno psíquico grave.

Los hechos ocurrieron en abril de 2016. Según el relato del representante fiscal en su informe de calificación provisional elevado a la Sala, el acusado, de 31 años de edad, agente de la Guardia Civil en situación de baja médica desde el 19 de abril de 2016, pero al que no se le había retirado el arma reglamentaria, se puso a los mandos de su vehículo BMW sobre las 7:30 horas del 25 de abril de ese mismo año. Ángel Luis, vestido de paisano y encontrándose bajo una psicosis tóxica por haber consumido hachís, cogió su automóvil y se puso a circular por la A-3, provisto de su arma reglamentaria y de un mache de 45,5 centímetros de hoja atado a su espalda y oculto entre sus ropas. Al llegar al punto kilométrico 68, perteneciente a la madrileña localidad de Fuentidueña del Tajo, el acusado provocó, siempre según la versión de la Fiscalía, un incidente de tráfico con un turismo Opel Zafira, conducido por un hombre de 39 años de edad y de nacionalidad marroquí.

El acusado, con el ánimo de acabar con la vida de aquel, se colocó en paralelo a la altura del otro vehículo y, sacando su arma reglamentaria a través de la ventanilla, le disparo en dos ocasiones, al tiempo que intentaba echarle de la carretea embistiéndole repetidamente con su automóvil. Finalmente, provocó que, debido a su conducción temeraria y agresiva, el vehículo del ciudadano marroquí impactara contra el quitamiedos y saliera éste corriendo pidiendo ayuda a los conductores que circulaban por la vía. Ante ello, el acusado se tiró de su vehículo en marcha y comenzó a perseguir a pie a su víctima, disparándole hasta en catorce ocasiones, y llegando a alcanzarle hasta en seis ocasiones en distintas partes del cuerpo. Cuando el herido cayó desplomado al suelo, el acusado se acercó y a un metro y medio de distancia le apuntó a la sien y nuevamente le descerrajó otro disparo, atravesándole la cabeza, lo que le provocó la muerte instantánea.

 

 

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus