11/02/2019

Charla de la conservadora Ana Laborde sobre el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago

Este martes hablará sobre el proceso de restauración de la obra en Los Martes de la Academia

Pórtico de la Gloria

El 28 de junio del año pasado se presentaba al público la restauración del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela, obra culmen del románico europeo realizada por el Maestro Mateo y sus colaboradores en la segunda mitad del siglo XII, una restauración fruto de un ambicioso proceso iniciado en 2009 que iba a permitir estabilizar el conjunto y preservar la policromía que aún conservaba de un riesgo inminente de pérdida definitiva. Para hablar de esa recuperación así como de los retos que supuso y aún supone estará este martes 12 de febrero en la Real Academia Conquense de Artes y Letras la conservadora restauradora del Instituto del Patrimonio Cultural de España Ana Laborde Marqueze que es quien precisamente estuvo al frente del equipo que la llevó a cabo.

El acto, incluido en los llamados Martes de la Academia, tendrá lugar, como es habitual, a partir de las ocho de la tarde en el salón de la corporación, en la segunda planta del edificio de las antiguas Escuelas de San Antón, junto a la iglesia de la Virgen de la Luz, con entrada libre y gratuita hasta completar la capacidad del local.

Un proyecto basado en la investigación

Tras una fase inicial especialmente basada en trabajos de investigación que permitió la elaboración del correspondiente diagnóstico, los trabajos realizados en el Pórtico que, como quedó dicho, iban a permitir estabilizar el conjunto y preservar y sacar a la luz la policromía que aún conservaba atrajo a numerosos especialistas nacionales e internacionales de todas las disciplinas implicadas lo que de paso ha permitido profundizar en el conocimiento de tan destacado conjunto monumental. Ya durante la fase de intervención se confirmaría la existencia de tres policromados al óleo: una primera policromía con decoración medieval, visible en el ángel que porta la columna o los que portan la cruz, que conserva el azul lapislázuli detectada mediante la microscopía estereoscópica; una segunda que dataría del siglo XVI, coincidiendo con las primeras modificaciones de la portada exterior y en un momento de importantes obras en el templo; y una tercera que se realizaría en el XVII y que es la que en la actualidad se muestra más visible. Para su realización a lo largo de los siglos  los artistas fueron usando materiales como láminas metálicas de oro puro, encarnaciones de albayalde, carbonato cálcico y bermellón, laca roja de cochinilla, verde de cobre y blancos pigmentos de plomo, entre otros.

Una experta de probada trayectoria
Ana Laborde,  coordinadora desde el año 2010 de los trabajos de restauración del Pórtico, es titulada por la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Madrid en la especialidad de Arqueología y licenciada en Geografía e Historia, especialidad de Prehistoria y Arqueología, por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma madrileña. Ha coordinado diversos proyectos de intervención en Bienes de Interés Cultural como los monasterios de Santo Domingo de Silos, San Juan de la Peña, Santa María de El Paular, Santa María La Real de Nájera, y en las catedrales de Santiago de Compostela, Palma de Mallorca, Burgos y Sigüenza y trabaja como restauradora en el departamento de Materiales Pétreos del Instituto del Patrimonio Cultural de España del ministerio de Cultura y Deporte. Asiste como experta a las reuniones de los grupos de trabajo RECOPAR-AENOR y del Comité Europeo de Normalización CEN y es miembro de la Comisión de Seguimiento del Plan Nacional de Investigación en Conservación.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus