22/02/2017

Carta a Carlos Molina (II)

Estimado presidente: Felicitarte en primer lugar por tu renovación en el cargo como Presidente del Ilustre Colegio Oficial de Médicos, aunque me entristece como supongo te ocurrirá a ti, el que nuestro Presidente no este mas arropado por sus colegiados y que en nuestro salón de actos solo estuvieran presentes los renovados y los institucionales.

Como deciamos ayer (parafraseando a nuestro paisano de Belmonte Fray Luis de León y que fue encarcelado por la Inquisición durante 5 años por preferir el texto hebreo del Antiguo Testamento al latino, así como traducir sin permiso el Cantar de los Cantares a la lengua vulgar):  "Siento tremenda vergüenza"...el comprobar como se mantienen en el colegio tanto en la Junta Directiva y en la Comisión Deontológica colegiados que tras ser critico en mi carta abierta dirigida (ver PDF adjunto) por el hecho de que el colegio se prestara a dar difusión,  y ser critico con el contenido  de  un anuncio del Juzgado de Cuenca solicitando para ejercer de medico forense un Licenciado en Medicina sin que fuera necesario formación ni titulación especifica (Especialista en Medicina Legal y Forense) y tras haber sufrido varios médicos del Hospital Virgen de la Luz una supuesta mal praxis medicopericial forense;  solicitaron aquellos miembros de la Comisión Deontologica de  Cuenca mi inhabilitación profesional sin tener en cuenta lo que dicta el Art. 20 de nuestra Constitución referente a la libertad de expresión y opinión, ni el apoyo que tuve del entonces Catedrático  Emérito de Medicina Legal de Granada, D. Enrique Villanueva Cañadas y hoy Presidente de la Comisión Deontológica Nacional de la Organización Médica Colegial cuando afirmaba: "Querido amigo, tienes razón en todo lo que dices y  la comisión deontológica del colegio debe velar por la seguridad jurídica de los pacientes y por la competencia profesional. Una cosa es la ley y otra muy distinta colaborar en un disparate. El colegio sabe que un simple licenciado no tiene preparación para desempeñar esta función....". Posteriormente el Juez Instructor del Colegio D. Andres Moya Lopez emitió su informe en el que afirmaba que no se habia cometido ninguna infracción deontológica en mi carta abierta dirigida a tí. Siento vergüenza porque después de todo ello, nadie haya pedido no digo perdón sino alguna disculpa dado el tremendo castigo que se solicitaba: mi inhabilitación profesional.

Un conocido político dijo hace unos años: "las acusaciones sin pruebas causan daños que ni la rectificación podrá reparar, porque ya son irreparables". He leído algunas sentencias (dichos graves o sucintos que encierran doctrina o moralidad): "Cuando no hay delito, el que acusa comete calumnia" porque "es licito probar lo que es o lo que fue, pero es diabólico forzar la prueba de lo que no se es". El político anterior citado,  recientemente ha afirmado en referencia a la renovación de los cargos de su grupo político: "Son los mismos porque han funcionado, lo han hecho bien y en esta vida se cambia lo que no funciona.  Uno entiende que al permanecer en tu equipo aquellos miembros de aquella Comisión Deontológica es porque has considerado correcta y no reprochable su actuación y no la gravedad que supone solicitar la inhabilitacion profesional de un colegiado sin motivo para ello. Lo lamento profundamente presidente, pues creo que el verdadero poder de un cargo se demuestra por encima de todo y todos, "dando a cada uno lo que le pertenece". Hubo alguien que dijo acerca de un hombre valiente citado con anterioridad: "Las buenas personas con ética y dignidad son las que siempre, pero mas en momentos duros y difíciles, descuellan por su honradez personal y profesional así como su ética de ser humano".

Recibe un cordial saludo.

Emilio Peñalver Romero es medico y Especialista en C. Ortopédica y Traumatologia.  Teniente Médico de Complemento de Sanidad Militar en situación ajena al servicio activo en la Guarnición de Madrid.  Ex miembro del Cuerpo de Policía Nacional destinado en la Academia Especial de Oficiales Cadetes de San Lorenzo de El Escorial durante años 80-81.
 

Descargas

  • carta a carlos molina(1).pdf /documents/91302/2325037/carta++a+carlos+molina%281%29.pdf/41cd3304-a8a4-4f0b-b0fd-2570bfb7138a
Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus