05/12/2019

Agentes medioambientales advierten del “desmantelamiento” del Centro de Fauna Silvestre de Albaladejito

Indican que se ha reducido a dos veterinarios, perdiéndose a la profesional que manejaba el aparato de radiodiagnóstico

La Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha (APAM-CLM) ha denunciado "el inicio del desmantelamiento del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Albaladejito". Según indican en una nota de prensa distribuida a los medios de comunicación, "el último recorte de personal ha dejado a tan sólo dos veterinarios en el centro, lo que hace prácticamente inviable su funcionamiento".

Indican que hasta el momento había tres veterinarios prestando el servicio en turnos para cubrir las guardias y así poder el servicio de urgencias, una situación "límite" que "se ha tornado insostenible por la falta de personal cualificado para cubrir la atención a todos los animales que llegan al centro".

Apuntan que una de las veterinarias que prestaban el servicio "ha tenido que volver a ocupar su plaza en la OCA de Villares del Saz, y se da la circunstancia de que esta profesional es la única que posee el título acreditativo para poder manejar aparatos de rayos x". Así, los profesionales del centro "se han visto obligados a dejar de utilizar el aparato de radiodiagnóstico, una situación muy grave porque sin este no se pueden programar cirugías, tratamientos o incluso poder realizar curas en muchos casos al desconocer los motivos del ingreso".

Estos centros de recuperación de fauna silvestre de Castilla-La Mancha, recuerdan en su texto, "son los hospitales de fauna salvaje de referencia", y por tanto "los equipamientos para poder alcanzar unos niveles óptimos de conservación de las especies que presentan mayores problemas en este aspecto".

"En este escenario, la conservación de las especies protegidas de nuestra fauna silvestre no está garantizada por una situación que consideramos muy grave y sin antecedentes", explica APAM. "Estos hechos se traducen en que sólo se atienden animales de lunes a viernes de 7:30 a 14:30. Fuera de este horario, además de sábados, domingos y festivos ha dejado de atenderse el teléfono de urgencias. Esto significa que no se realizan guardias y, por tanto, no sólo no se atienden animales que requieren atención urgente sino que tampoco se pueden atender los que se encuentran ingresados en el Centro", sentencian.

Paralelamente, la asociación teme "que puedan quedarse impunes presuntos delitos contra la fauna al no poder desarrollarse los informes forenses pertinentes, que constituyen una prueba fundamental en la investigación".

Según su opinión "el punto al que se ha llegado no es resultado de algo coyuntural o puntual, sino que es consecuencia de una dejadez por parte de la Administración que es por Ley la obligada a garantizar la conservación de las especies amenazadas".

"En este Centro de recuperación no existen plazas creadas para los veterinarios que trabajan en él, sino que se encuentran desplazados de sus destinos. El centro de trabajo, como tal, no existe en la relación de puestos de trabajo (RPT) por lo que lo que se ha mantenido durante todos estos años ha sido una improvisación y un parche que no se puede alargar más en el tiempo por la mera voluntad, arrojo y compromiso de los trabajadores. Debe ser sino un compromiso real de la nueva Consejería de Desarrollo Sostenible de afrontar este problema y dotar a este Centro del capital humano y la dotación tecnológica necesarios para garantizar la conservación de las especies amenazadas de la provincia de Cuenca", sentencian.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus