21/07/2019
Provincia

"En Cuenca tenemos una mentalidad muy derrotista, hay que cambiar y creer en nosotros”

Entrevista con Álvaro Martínez Chana, presidente de la Diputación Provincial de Cuenca

Álvaro Martinez.Presidente Diputación de Cuenca.Fotos:Esteban de Dios

Álvaro Martínez Chana es el nuevo presidente de la Diputación Provincial. Conquense de Almonacid del Marquesado, con cuarenta años de edad, es alcalde de su pueblo desde 2007 y ha ocupado distintos cargos de responsabilidad en el organigrama del PSOE conquense, siendo Secretario General de las Juventudes Socialistas desde 2007 a 2010 y Vicesecretario General del PSOE conquense de 2012 a 2017. En esta amplia entrevista aborda las líneas maestras de lo que será un mandato socialista después de ocho años de gobierno popular.

- ¿Qué supone para usted ser presidente de la Diputación de Cuenca?
Lo primero es un honor, un inmenso honor, como alcalde que soy ya unos cuantos años, haber sido elegido por el resto de concejales de la provincia para representarles, y en segundo lugar una responsabilidad, porque esto requiere de muchísimo trabajo, hay muchas cosas por hacer, y esa responsabilidad va inherente al cargo.

- ¿Cuáles son sus principales objetivos para este mandato?
Esbocé ya en el discurso de la toma de posesión las líneas maestras que queremos seguir. El principal reto es el demográfico, Diputación tiene que colaborar con otras instituciones y con los ayuntamientos y la Junta porque Cuenca tiene un problema gravísimo y es hora de tomar unas medidas, que no es una sola medida concreta, porque si alguien tuviera esa medida estoy seguro que la patentaría y la pondría a la venta en el resto de territorios. No hay una medida concreta pero sí que hay muchas que pueden ayudar, empezando por la digitalización, siguiendo por el apoyo a nuestros emprendedores a través del Patronato de Desarrollo Provincial, hay un abanico de iniciativas que podemos poner en marcha, apostar por sectores como pueden ser las energías renovables, economía circular, por todo aquello que tiene que ver con el sector primario. Es fundamental colaborar en este reto con otras provincias de la España vaciada, poner en marcha proyectos con los que de alguna forma vayamos paliando este problema, sabiendo que esto no se hace en una década ni en dos, venimos arrastrándolo durante muchas décadas y creo que el trabajo va a ser muy duro y difícil, pero las administraciones nos tenemos que poner desde ya a trabajar. Esa sería la primera línea de actuación, también hablamos de empleo y creo que es importante que la Diputación apoye a las personas que más lo necesitan, en este caso parados de larga duración, y por eso vamos a responder positivamente a la carta que nos ha remitido la consejera de Empleo, Patricia Franco, porque queremos que Diputación apoye a aquellas personas que peor lo están pasando, sabiendo que no es una solución definitiva pero sí sabiendo que vamos a ayudarles a llevar un día a día un poco mejor. También queremos abordar el tema del servicio de extinción de incendios, porque creo que estamos en una provincia que requiere de una nueva planificación en este terreno y también, por supuesto, poner en valor nuestro patrimonio no sólo cultural sino medioambiental y de las personas que habitamos esta provincia.

- Esta es una provincia complicada, muy extensa y poco poblada, con zonas con una densidad de población bajísima y con dos realidades que parecen bastante distintas entre sí, de la A3 para abajo y de la A3 para arriba, con comarcas como la Serranía, la Alcarria o la propia capital que están en una situación muy delicada. ¿Cómo se puede luchar contra eso desde Diputación?
Exclusivamente desde Diputación ya le digo yo que no puede ser. Es cierto que esta provincia es muy diversa, con zonas con unas características y una problemática diferente, por eso decía que no hay una sola línea de actuación. Hay que planificar en función de las necesidades de cada zona, de cada comarca, y hay que apoyar proyectos en cada una de esas zonas que se adapten a la realidad del territorio, no podemos planificar en la Sierra una inversión que sí sería viable en la Mancha o en la Manchuela. Ahí el Patronato tiene que jugar un papel fundamental, porque espíritu emprendedor lo hay, yo por lo menos conozco a gente joven, formada en nuestra región, en la UCLM, que tiene ideas y que tiene proyectos y a veces no es tanto el apoyo financiero, que también se necesita, sino que hay solucionar el déficit que hay en cuanto a esa economía colaborativa que se está imponiendo en muchos sitios, con pequeñas ayudas a esos emprendedores, a esas empresas de interconexión de ideas. Creo que poco a poco en las zonas más desfavorecidas, que obviamente son la Alcarria y la Serranía, se puede ir paliando esta situación. Y luego por supuesto yo creo que la capital requiere de un plan específico y de una conexión entre instituciones fundamental.

- La capital está en un proceso de decaimiento desde hace bastantes años, ¿Qué vías de colaboración puede haber entre Ayuntamiento y Diputación?
Le pongo como ejemplo un problema al que se le lleva dando vueltas mucho tiempo, que es el de la estación de tren convencional y los terrenos de Renfe, ahí estamos hablando de una colaboración institucional, que se pongan de acuerdo varias instituciones porque para Cuenca es fundamental no estar partida en dos, y además con unos terrenos que se pueden aprovechar para vivienda u otro tipo de instalaciones aprovechables por los vecinos. Este es un ejemplo de cómo la colaboración entre instituciones puede solucionar un problema. A partir de ahí Cuenca es una ciudad en la que hemos visto cómo han desaparecido empresas, cómo el tejido empresarial disminuye o no aumenta lo necesario, dependemos mucho del personal funcionarial de la ciudad, pero se da la circunstancia de que cuanta menos gente hay en la provincia menos funcionarios necesita la administración para cubrir esos servicios y es una pescadilla que se muerde la cola. Por eso es fundamental que la capital, y esto evidentemente tiene que ser el alcalde el que lo lidere, apueste por, con el apoyo de Diputación y Junta, dinamizar empresarialmente esta ciudad, apostar por empresas que puedan venir a instalarse, que generen empleo y que puedan darle la vuelta esa dinámica que todos vemos que año tras año nos hace perder población.

"Hay que planificar en función de las necesidades de cada zona, de cada comarca, y hay que apoyar proyectos en cada una de esas zonas que se adapten a la realidad del territorio"

- Hablemos de despoblación, ¿la despoblación es un proceso que se puede parar o realmente esto no es más que el signo de los tiempos y la gente quiere vivir agrupada en localidades que le ofrecen una serie de servicios?
Es cierto que hay realidades que son muy difíciles de revertir, pero también es cierto que, sobre todo con las nuevas tecnologías, se nos abre una oportunidad que hasta hace muy poco no teníamos, y es que ya no es necesario instalarte en un polígono industrial de una gran ciudad para comercializar productos, la logística está haciendo que a nuestros pueblos lleguen a diario infinidad de productos proporcionados por empresas que al igual que nos traen servicios desde las ciudades pueden enviar productos desde nuestros pueblos. Yo conozco ya experiencias de gente que se ha venido de Madrid porque la calidad de vida es mucho mejor y porque encuentra mucho más rentable instalarse en un municipio pequeño que hacerlo en una ciudad donde hay mucho menos espacio y mucho más caro, ahí es donde hay que incidir y para ello es fundamental tener buenas conexiones de internet, pero también es importante que esa gente sienta el apoyo de las administraciones para desarrollar sus proyectos, porque muchas veces vienen a los pueblos y nos pensamos que sólo es la ayuda económica que puedan recibir, pero no sólo es eso, hay otro apoyo que es el de ponerte en contacto, superar trabas administrativas que enfangan mucho la creación de empresa y otras cuestiones en las que tenemos que ayudar a los emprendedores que optan por instalarse en nuestros pueblos y estoy seguro, porque conozco ejemplos, que si no todos sí una parte importante de nuestros pueblos van a poder al menos fijar población y hacer una primera terapia de choque para luego intentar que en el medio plazo podamos hablar ya de una reversión de la situación. También es importante que la mentalidad cambie, en Cuenca tenemos una mentalidad muy derrotista, una mentalidad del ea, pero hay que empezar a cambiar la mentalidad de los conquenses y creérnosolo, que somos gente echada para alante y que tenemos capacidad y capital humano, lo tenemos todo para aprovecharlo.

"Es importante que la mentalidad cambie, en Cuenca tenemos una mentalidad muy derrotista, una mentalidad del ea, pero hay que empezar a cambiar la mentalidad de los conquenses y creérnosolo"

- Ustedes ya en la oposición hicieron mucho hincapié en que la Diputación debería estar en los planes de empleo de la mano de la Junta ¿Podemos afirmar que la Diputación estará en el próximo plan de empleo de la Junta?
De hecho se está redactando la respuesta afirmativa porque queremos participar y porque creemos en ello, sabiendo que no es una solución definitiva al problema del empleo. Esa solución pasa por generar empleo de calidad en empresas con apoyo a emprendedores y autónomos pero sí que hay gente en los pueblos que lo pasan muy mal, porque muchos meses de paro suponen unos ingresos mínimos para una familia y además suponen caer en el desánimo y en no sentirte útil a la sociedad. Estos planes de empleo, aparte de servirle a los ciudadanos para recibir esos ingresos y para recibir esa autoestima, están ayudando a nuestros pueblos a preservar el patrimonio, a dar unos servicios y en conjunto creo que es una actuación muy positiva, ojalá y dentro de unos años no tengamos que tener planes de empleo, eso significaría que hemos llegado al pleno empleo pero mientras tanto creo que es una opción muy válida, sobre todo para aquellos que peor lo están pasando.

- ¿Hay algo decidido ya en cuanto a inversión en estos planes?
Los números se están cerrando con la Consejería porque obviamente estamos a mitad de año y hay unos presupuestos ya en marcha, pero la vicepresidenta segunda dará cuenta en breve de esto cuando hayamos tenido todas las reuniones y seguramente se firmen en breve espacio de tiempo.

- Enlazamos ahí con el Patronato de Desarrollo Provincial. ¿Cuáles van a ser sus políticas en el Patronato? ¿Va a haber continuidad de proyectos como el Lanzadera u otros?
Ahí lo tenemos muy claro, iniciativas como el proyecto Lanzadera son positivas pero creo que se han quedado cortas, que debemos dar un paso más. Creo que el Patronato ha estado infrautilizado y se debe potenciar, porque puede ser una herramienta fundamental para empresas y emprendedores y ejemplos tenemos en el resto de España. Yo siempre digo que hay que aprender de los que lo hacen bien, así que trataremos de aprender de los que lo hacen bien porque, como digo, hay ejemplos de éxito en otros territorios de España donde, desde las administraciones, se ponen en marcha programas para que ese tejido empresarial tenga desde ayudas económicas hasta ayudas burocráticas, interacción con otros emprendedores y un dinamismo que al final lo que generará es una corriente económica favorable para la provincia.

"Iniciativas como el proyecto Lanzadera son positivas pero creo que se han quedado cortas, que debemos dar un paso más"

- Un tema que ha sido recurrente durante estos últimos cuatro años es el del nuevo parque de bomberos o retén o como se le denomine, que se sigue equipando pero que no ha entrado en marcha todavía. ¿Qué planes tienen ustedes para el servicio de extinción de incendios en la provincia de Cuenca?
Estamos revisando todo lo que se estaba poniendo en marcha y debo decir que me preocupa, porque catalogarlo de parque de bomberos es aventurarse mucho y estamos pidiendo informes a los técnicos de la casa para ver en qué situación se encuentra. Dicho esto, expreso mi voluntad de retomar el convenio que manteníamos con el Ayuntamiento de Cuenca, que creo que funcionó y las cosas que funcionan no sólo hay que mantenerlas sino que hay que potenciarlas y en este sentido nuestra línea de trabajo va por ahí, hablar con el Ayuntamiento de Cuenca y sentarnos con ellos porque de lo que hablamos en este caso es de la seguridad de las personas, no es algo con lo que se pueda bromear y para nosotros es fundamental resolverlo cuanto antes.

- Una de las patas del banco económico tanto de la capital como de la provincia es el turismo y el patrimonio, quizá más acentuado en la capital pero desde luego en algunas zonas de la provincia es también fundamental. ¿Cuáles van a ser sus actuaciones en este sentido?
Para nosotros es un motor económico de primer orden, el patrimonio cultural y medioambiental de esta provincia es extraordinario y no tenemos que envidiar nada a nadie, por tanto vamos a trabajar y a potenciarlo, pero siempre con una planificación, lo que no podemos es invertir a ciegas o apoyar a ciegas iniciativas sin un recorrido futuro y sin un plan de explotación. Ahora mismo tenemos muchísima riqueza en la provincia, con el parque arqueológico de Segóbriga, tenemos otros yacimientos con Noheda, que es una joya, pero también Ercávica y Valeria, tenemos infinidad de patrimonio en nuestros pueblos con conventos, iglesias, castillos, etc... pero es cierto que siempre hemos actuado cada uno haciendo la guerra por nuestro lado y creo que llega el momento en que nos tenemos que sentar y replantear eso, tenemos que tener claro que o peleamos juntos en la misma dirección o vamos a estar como hasta ahora. La capital es cierto que ya es un núcleo muy consolidado pero en el resto de la provincia encontramos visitas esporádicas, visitas de mañana o de día como mucho, y esa es la dinámica que tenemos que modificar, hay que conseguir que la gente venga a Cuenca, que sepa lo que hay en la provincia y que a partir de ahí decida quedarse como mínimo tres o cuatro días en distintas zonas, para eso es importante que esos paquetes turísticos los conozca el visitante y es una labor de varias administraciones, no sólo Diputación puede trabajar ahí sino que tiene que haber colaboración con ayuntamientos, con la Junta y también con el tejido empresarial y asociativo de la provincia, si hacemos eso conseguiremos dar una oferta global que es lo que quieren la mayoría de tour operadores.

"Me consta que la voluntad de la Junta y del Ayuntamiento de Cuenca es poner en común la promoción turística de la provincia, no sé si con una figura de fundación, no sé qué tipo de figura, pero sí que tenemos que estar coordinados"

- ¿Van a invertir más en promoción? ¿Se plantean la creación o recuperación de algún organismo autónomo tipo patronato o fundación para aunar el esfuerzo de varias administraciones en la promoción turística de Cuenca?
La promoción es fundamental, pero la buena promoción. Los tiempos no son lo que eran y tiene que ser una promoción dinámica dirigida al público objetivo, es decir, hay medios ahora para realizar esas campañas y que lleguen a las personas interesadas en ese patrimonio, en esa actividad sociocultural, y en ese sentido Diputación va a apostar por la promoción de nuestro patrimonio cultural y medioambiental. Esto es verdad que lo tenemos que hacer con el resto de administraciones, todavía no nos hemos sentado para verlo pero me consta que la voluntad de la Junta y del Ayuntamiento de Cuenca es poner en común la promoción turística de la provincia, no sé si con una figura de fundación, no sé qué tipo de figura, pero sí que tenemos que estar coordinados, lanzar los mensajes en la misma línea y atacar aquellos sectores de la población nacional e internacional que sean posibles visitantes de la provincia.

- ¿Van a continuar con la gestión del parque arqueológico de Segóbriga?
De moment,o el convenio estaba puesto a seis años prorrogable a otros seis, nosotros estamos ya viendo con Tragsa, que es quien tiene la encomienda, el futuro más próximo, porque hay que ver los números y la documentación, pero nuestra idea es apostar por Segóbriga como la cabeza visible de ese patrimonio que tenemos en la provincia potenciándola mucho más. Lo dije en días pasados en una rueda de prensa, creo que las cifras no son buenas, no son para estar orgullosos, es cierto que veníamos de una mala época pero un yacimiento como Segóbriga, que está situado a una hora de Madrid y a escasamente dos horas y media de Valencia, quedarse en los cincuenta y cinco mil visitantes al año no es de recibo, creo que hay que darle una vuelta a toda la estrategia bien de promoción, bien de potenciación de la imagen de Segóbriga y sobre todo unido a otros yacimientos y a otros nichos culturales y medioambientales para que la gente pueda quedarse. El municipio del que soy alcalde pertenece al parque arqueológico de Segóbriga y la verdad es que la repercusión de esos cincuenta y cinco mil visitantes al año es prácticamente nula, pero es que en Saelices, que es el municipio donde está Segóbriga, me decía su alcaldesa que es prácticamente igual. Eso tiene que cambiar, el parque se tiene que abrir a los municipios y se tiene que abrir a los colectivos empresariales que están en la zona y que son los que crean empleo y los que tienen que verse beneficiados por ese auge del turismo.

- En cuanto a la villa romana de Noheda cuando se publique esta entrevista ya estará abierta al público después de muchos años de excavación.
Noheda es un ejemplo del buen trabajo realizado en cuanto a la difusión del patrimonio, creo que Miguel Ángel Valero ha hecho un trabajo espectacular y los resultados están a la vista, la expectación traspasa fronteras y es la línea de trabajo en la que tenemos que incidir en nuestros yacimientos y por supuesto en Noheda. Aprovechar y poner a trabajar nuestro patrimonio en favor de la sociedad es fundamental y un patrimonio como el de Noheda puede dar mucho juego económico y social para dinamizar esa zona de Cuenca y toda la provincia. También hay que tener en cuenta que no podemos morir de éxito y tener preparados todos los servicios necesarios para atender a todos los visitantes que van a llegar, por eso el ayuntamiento de Villar de Domingo García, la Diputación y la Junta de Comunidades tenemos que sentarnos y ver qué papel debe jugar cada uno.

- Para que a la gente le resulte cómodo y accesible visitar nuestra provincia, y lógicamente para dar servicio a todos los ciudadanos de la provincia de cuenca, hacen falta unas infraestructuras de calidad y en buen estado de conservación. ¿Cuáles son sus objetivos en cuestión de infraestructuras?
La línea es mejorar y lógicamente acometer las obras necesarias y en ello está ya el vicepresidente primero de la Diputación. Debemos tener una visión global de aquellas vías que están más deterioradas y actuar de forma urgente en ese arreglo y posteriormente también en su mantenimiento, que es muy importante, porque nos olvidamos muchas veces cuando se acaba una obra que luego hay que mantenerla y en ese mantenimiento hay que exigir a las empresas concesionarias que eso también vaya en la línea que mejor actuación suponga para los ciudadanos. Hay que trabajar en las dos líneas, reconstruir o adecuar esas infraestructuras que están obsoletas o bastante deterioradas y por otro lado mantener esas vías de una forma adecuada, sabiendo también que son muchísimos los kilómetros que tenemos en la provincia de Cuenca y que es cierto que no se puede acometer todo de golpe, pero sí tener unas prioridades para aquellas vías que en estos momentos están peor.

"Hay que trabajar en las dos líneas, reconstruir o adecuar esas infraestructuras que están obsoletas o bastante deterioradas y por otro lado mantener esas vías de una forma adecuada"

- Y aunque, evidentemente, no sean competencia suya estoy seguro que durante estos días alguna conversación con el presidente Page ha tenido usted al respecto de las autovías que necesita esta provincia como la autovía Cuenca-Albacete, la de la Alcarria o incluso de la Cuenca-Teruel.
Es clave el tener unas vías de comunicación de primera para poder, en la época de la logística, atraer proyectos a la provincia. Me consta que en la autovía de Albacete ya se está trabajando, como por otra parte ya ha anunciado el presidente y nosotros como institución provincial, aunque no tengamos la competencia, por supuesto que vamos a hablar e intentar acelerar los pasos, porque esa vía de escape hacia Albacete y la A3 repercutiría muy positivamente. La autovía de Teruel también sería un paso fundamental pero ahí tenemos que ver la conformación del gobierno nacional y a partir de ahí hablar con las personas encargadas. Yo soy de los que piensa que las carreteras hay que hacerlas para algo y que en este caso Cuenca tendría una oportunidad muy importante con esas dos vías de comunicación que ha comentado.

- Otro asunto pendiente es la reubicación de la planta de los residuos sólidos. ¿Qué idea tienen de esto?
Por la propia vida útil de la planta hay que abordarlo de manera urgentísima y lo estamos haciendo desde el minuto cero. Me consta además que hoy el diputado del área está visitándola porque queremos conocer de primera mano lo que hay ahí y empezar a planificar ese traslado con criterios siempre técnicos, en esto no puede haber una improvisación política por determinados intereses, aquí tenemos que guiarnos por lo que los informes técnicos nos digan en cuanto a estudio de vientos, en cuanto a permeabilidad de terreno, etc... Por otro lado tenemos que tener claro qué tipo de planta tenemos de cara al futuro, porque si apostamos por la economía circular para combatir el cambio climático es imprescindible que tengamos una planta de primera lo más innovadora posible y que trabaje en la línea del residuo cero. Creo que la ley de economía circular que se aprobará en breve por parte del gobierno regional nos va a ayudar en esta materia y nuestra idea es también tener esa planta puntera que ponga a Cuenca a la cabeza en cuanto a la economía circular y el combate contra el cambio climático.

- Me he dejado para el final un tema muy importante para una provincia como Cuenca que es el campo, la agricultura y la ganadería. Las empresas podrán ir y venir pero la tierra no se puede trasladar, siempre estará aquí y Cuenca sigue siendo una provincia donde el sector primario sigue teniendo un peso muy importante.
Es nuestra principal industria, a mí me toca de lleno porque profesionalmente me he formado en ello y he trabajado en cooperativas agrarias, en la Consejería de Agricultura, etc... El sector primario y la agroindustria son fundamentales para Cuenca y sus pueblos y para ese futuro de reversión de este reto demográfico al que nos enfrentamos, pero bien es cierto que tenemos que empezar a cambiar cosas, porque si seguimos haciendo lo mismo al final nos encontramos con lo que nos estamos encontrando. Hay que hacer cosas en cuanto a diversificación, hay nuevos cultivos en los que hay que avanzar, hay experiencias que ya los agricultores y cooperativas están poniendo en marcha. No podemos poner todos los huevos en la misma cesta porque al final nos encontramos con que el cereal si el año viene bien está barato y si viene mal tienes poco producto. Es fundamental que el modelo productivo gire y que el agricultor sea consciente de que ahora el producto se puede vender sin tantos eslabones en la cadena de distribución. Volvemos a lo de antes, volvemos a las oportunidades que nos da el comercio electrónico. Hay experiencias que podemos comprobar en varios pueblos de la provincia donde emprendedores están vendiendo su producto al consumidor final y es un arma que no podemos desaprovechar, porque como decía antes las vías de comunicación van en dos sentidos, igual que nosotros traemos ropa de los centros logísticos podemos enviar nuestros pistachos, nuestras almendras, nuestro champiñón, saltándonos una cadena de distribución que al final lo que hace es que el perdedor de todo esto sea el agricultor, que es el que produce.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus