12/08/2018

“En el pregón he hecho una combinación entre pasado y presente, que es algo que me gusta mucho”

Entrevista del domingo con Almudena Serrano, pregonera de la Feria y las Fiestas de San Julián 2018

Almudena Serrano Pregonera San Julián 2018.Fotos:Esteban de Dios

Almudena Serrano, conquense, Licenciada en Historia y directora del Archivo Histórico provincial, será la encargada de pregonar este año la Feria y Fiestas de San Julián, que comienzan el día 16 precisamente con ese acto. Gran conocedora de la historia de nuestra ciudad su pregón combinará retazos de nuestro pasado con otros del momento actual, en la búsqueda de que el conocimiento de nuestra historia nos lleve a entender la importancia y el arraigo de estas fiestas nacidas de la devoción a San Julián.

Faltan 4 días para el pregón, ¿cómo están los ánimos y los nervios?

De momento nerviosa no estoy, me puse más nerviosa cuando me lo dijeron, cuando me propusieron ser la pregonera de verdad que me temblaban las piernas, me emocioné mucho porque el hecho de que  piensen en ti y reconozcan tu trabajo es reconfortante pero me puse muy nerviosa porque lo primero que pensé fue de qué hablo yo ahora. Por eso le digo que de momento estoy calmada pero expectante y con ganas de que llegue porque tengo muchas ganas de contar lo que he escrito, me gusta mucho lo que he escrito, estoy muy contenta.

¿Cómo se ha planteado el pregón?

Lo primero que pensé y que tuve en cuenta es que tenía que hablar de Historia, a ver de qué voy a hablar, pero sí que tuve claro, sin haber leído pregones anteriores, hacer un poco de historia sobre la figura del pregonero, qué ha significado durante tantos siglos de historia, que la gente conozca a qué se dedicaban los pregoneros, desde cuando existen y cuál ha sido su trayectoria secular hasta hoy, y a partir de ahí pensé que quería contar cosas del pasado, de las Ferias, pequeñas anécdotas que sucedieron enlazándolas con esos mismos hechos que se producen hoy en día, porque la evolución de las Ferias ha ido en consonancia con el cambio de los tiempos pero hay cosas que se siguen manteniendo, por ejemplo la tradición de los toro, que todo el mundo conoce que es secular. A partir de ahí me documenté y he hecho una combinación entre pasado y presente, que es algo que me gusta mucho.

¿Lo tiene terminado ya?

Sí, sí, lo terminé hace mes y medio, lo preparé con tiempo porque dejarlo para última hora no me apetecía por si otros compromisos me impedían trabajar en él como yo quería, me gusta trabajar con antelación y lo que he hecho después es releerlo y pulirlo después dándole forma literaria.

¿No siente la tentación de hacerle algún pequeño cambio?

No, cambios no, porque lo que he incluido es lo que quiero contar y me gusta mucho lo que he escrito, estoy contenta y creo que ha quedado muy bien, a ver qué le parece después a la gente.

Cuenca se articula en tres grandes celebraciones, cada una con su pregón, es cierto que por arraigo popular Semana Santa y San Mateo son las grandes de la ciudad pero por otro la Feria de San Julián es la fiesta de todo el mundo porque la Semana Santa y la Vaquilla también tienen sus detractores.

Es muy curioso porque seguimos manteniendo en el calendario esas festividades anuales que hace siglos eran las que determinaban la orientación cronológica dentro del calendario. En los albores de la Edad Media no se contabilizaba el tiempo como ahora, entonces existían dos grandes fechas, la Pascua de Navidad y la de Resurrección y en torno a eso se articulaba el año, luego se fueron incluyendo otras festividades, San Julián, Santa María de agosto, San Miguel de septiembre, San Juan de junio, eren fechas que se escogían para pagar préstamos, para ajustar los salarios, para pagar rentas, y las ferias de cada lugar, una vez que se acababa la recolección eran las que servían para el relajo común, compartir y divertirse y desde entonces han ido evolucionando hasta ahora. Y así se establecía el calendario, basándose en estas fiestas, y de hecho sigue siendo así, seguimos teniendo grandes hitos en el calendario, usted mismo lo ha dicho y me ha preguntado ahora por ello.

Usted trabaja rodeada de documentos, de legajos, de pasado en definitiva. ¿Hay mucha información sobre la Feria de San Julián en el Archivo Histórico Provincial?

Yo evidentemente no he podido leer toda la documentación, ni yo ni nadie, pero si vamos a las fechas en las que se celebraba sí que podemos encontrar, sobre todo en el archivo municipal, información por ejemplo de la presencia de toros en las fiestas y por tanto había que ver qué toros y toreros venían, de dónde venían, lo que se les pagaba, qué otras cosas se hacían en la Feria, todo eso eran acuerdos que se tomaban en el Ayuntamiento y toda esa información está recogida así que si alguien quiere indagar cómo han sido cada año las Ferias de San Julián lo único que tiene que hacer es irse a los libros de acuerdos del Ayuntamiento para conocerlo, pero además se conserva algo que es muy importante, que es la prensa histórica y en ella se recoge mucha información de cómo se celebraban las Ferias, además con ese lenguaje tan particular que se utilizaba en la prensa de la época.

"La devoción a San Julián está en la naturaleza de estas fiestas, como patrón de la ciudad, y sobre todo a partir de su canonización en el siglo XVI"

¿Y cuáles son los orígenes de la Feria de San Julián, si es que se conoce?

Sabemos que en el siglo XVII se trasladan los restos de San Julián y se hace en el mes de septiembre, eso es lo más antiguo que yo he leído, no sé si habrá documentación que atestigüe hechos anteriores. También es cierto que el archivero municipal, ya jubilado, Miguel Jiménez Monteserín escribió un libro sobre la vida de San Julián que está muy bien documentado, así que quien quiera indagar yo le recomiendo que se lea este libro, sobre todo para conocer más la devoción a San Julián, que está en la naturaleza de estas fiestas, como patrón de la ciudad, y sobre todo a partir de su canonización en el siglo XVI. En todos los pueblos ha habido santos a los que se ha tenido especial devoción y sobre todo era porque la gente de cada ciudad había obtenido favores, cuando había epidemias, sequías, etc... y eso fomenta la devoción al santo.

Pero no se celebraba en su fecha sino en septiembre.

Sí, pero tenía que ver con la fecha del traslado de sus restos a la que me he referido antes, esto también lo contaré en el pregón.

¿Cuáles son sus recuerdos personales de las Ferias?

Yo me acuerdo mucho del tiovivo, me encantaba montar porque lo de subirme de pequeñas en un caballo me parecía algo extraordinario, es como si fuera un caballo de verdad. Y el guiñol también me encantaba.

¿Chupagrifos?

Sí, y cuando veía a aquella gente que hacía las esculturas en la arena me llamaba mucho la atención porque yo para las manualidades soy un desastre. Me encantaba verlo porque a mí las personas que son capaces de hacer trabajos manuales me admiran mucho porque creo que hay que tener también un talento especial. 

¿Sigue participando en la Feria, sigue yendo a actos de la Feria?

Sí, me gusta participar porque es una forma también de ser partícipe de esa continuidad histórica y a mí eso me gusta mucho, participar en tradiciones que vienen de atrás, porque mantenerlas es una forma más de sentirte de la ciudad, de no aislarte de lo que son las vivencias comunes. Sí que me gusta participar en todo lo que puedo.

"Han cambiado muchas cosas, claro, pero en el fondo el deseo de diversión, de descanso, de compartir cosas, no ha cambiado"

¿Han cambiado mucho las Ferias desde aquella época que se narra en la  prensa histórica a la que te has referido antes?

Han cambiado muchas cosas, claro, pero en el fondo el deseo de diversión, de descanso, de compartir cosas, no ha cambiado y la gente lo va a ver en el pregón, porque he recuperado algunas cosas que sucedían y que yo muchas veces me he preguntado por qué se han dejado de hacer, hay cosas que no son costosas, que son divertidas, que sería continuar recuperando tradiciones que hubo.

A veces parece que la Feria de San Julián es el hermano pobre de las fiestas de Cuenca, pero realmente tiene unos antecedentes históricos tan profundos como otras celebraciones como la Semana Santa o San Mateo.

Y sobre todo que las ferias, los días feriados, en las ciudades eran necesarios para el descanso, para compartir, para reunirse con personas que no eran de ese lugar. Cuando se hacían las ferias no era sólo para comprar y vender también era para que la gente se relacionara con otras personas y si nos paramos a pensarlo se entiende perfectamente que eso era necesario. 

Me parece muy atractiva la forma de plantear el pregón porque nos va a enfrentar con nuestra propia historia.

Y que es de donde venimos, nosotros somos consecuencia de ello, no hemos caído aquí y de repente tenemos las Ferias, es que esos festejos vienen de atrás y se han celebrado siempre con el mismo entusiasmo y la misma participación de todos, es que todos necesitaban participar de las fiestas.

La ciudad parece que está en un momento bajo. ¿Usted, que tiene una muy marcada perspectiva histórica, cómo cree que debemos enfrentarnos a este momento para mejorar nuestra situación?

Sin duda nuestro pasado es un incentivo, pero sobre todo es un incentivo  que hay que conocerlo porque si no lo conocemos no podemos entender el reconocimiento que se nos ha hecho como ciudad patrimonio de la Humanidad. En Cuenca se hacen muchas cosas en temas históricos y convendría que todos supiéramos algo más de nuestra historia porque nos ayudaría para el presente. Tenemos  un gran patrimonio en distintos ámbitos y creo que eso debe ser utilizado para vivir mejor y para estar orgullosos de la ciudad que tenemos, pero si estuviésemos tan orgullosos la cuidaríamos más, porque la ciudad no puede ir por un lado y los ciudadanos por otro. Debemos conocer nuestra historia porque es como conocer la historia de nuestra familia pero a lo grande. La cultura y el patrimonio es esta ciudad son valores en esta ciudad que hay que fomentar más.

Quedan 4 días para el pregón ¿ha visualizado el acto?

Procuro visualizarlo, también es verdad que estoy acostumbrada a enfrentarme a público en conferencias, clases y estas cosas, pero no es lo mismo porque el público es muy numeroso y muy diverso, por eso a mí lo que me produce cierto temor, y espero conseguir hacerlo bien, es que todos los asistentes entiendan lo que voy a decir. Creo que he hecho un pregón entendible para todos y esa es mi principal preocupación. Los nervios estarán ahí pero una vez que empiece a hablar seguro que se pasan.

¿El pregón está especialmente inspirado por algo o alguien?

No, en este caso no, pero porque yo siempre que escribo sobre Historia mi única inspiración son los documentos, sobre todo porque yo creo que, como historiadora que soy, cuando se trata de contar Historia no se puede prescindir de la documentación, no se puede contar nada que no esté documentado. En este caso lo que me ha servido es documentación histórica y alguna cosa que me ha contado mi padre, que ha leído el pregón y me ha contado alguna cosa que yo no sabía.

"Los nervios estarán ahí pero una vez que empiece a hablar seguro que se pasan"

¿Como colofón de la entrevista quier añadir algo?

En primer lugar quiero dar las gracias al concejal de festejos, Pedro J. García, y al alcalde por acordarse de mi para dar el pregón, por su confianza y por valorar mi trabajo, y en segundo lugar animar a todos a participar desde el día del pregón hasta el final de las fiestas porque yo creo que es una forma de dar continuidad a unas fiestas que son de una tradición secular muy importante, que no es una fiesta más dentro del calendario sino que responden a la devoción que había por San Julián, que esa es la naturaleza de la fiesta. Y luego también una tradición que forma parte de la historia que tenemos, porque Cuenca fue en su momento una ciudad muy importante, una de las más importantes de la  corona de Castilla. Todo eso dio lugar a que hoy veamos la ciudad patrimonial que tenemos. Por eso esta fiesta hay que enmarcarla en esa evolución de la ciudad y como ciudad patrimonio que somos todos tenemos la obligación de cuidarla un poquito mejor, en todas las fiestas, en el transcurso diario que seamos conscientes de que vivimos en una ciudad que merece siempre ser mejor cuidada y valorada.

Galería

Promedio (0 Votos)
La valoración media es de 0.0 estrellas de 5.
comments powered by Disqus