31/12/2017
Alcarria

Sanidad recomienda alejar a 500 metros las granjas de engorde de pollos proyectadas en Tinajas

A falta de normativa, recuerda al Ayuntamiento que puede "incluir distancias mínimas en las ordenanzas municipales" y le aconseja realizar "un estudio real y específico" sobre los vientos por los olores

Casi 450 firmas (unas 400 digitales en Change.org y el resto en papel) han registrado este viernes en su Ayuntamiento los vecinos de Tinajas —un pueblo de la Alcarria conquense con 207 empadronados— para pedir al alcalde que no autorice la construcción de dos nuevas granjas para 66.000 pollos de engorde a unos "220 metros del núcleo urbano" sino en otra ubicación. Las han acompañado de un escrito en el que resaltan el "riesgo para la salud pública" que pueden conllevar haciendo referencia al informe que la Dirección Provincial de Sanidad envió al consistorio con fecha 14 de noviembre. También aclaran que tuvieron conocimiento recientemente del proyecto por lo que seguirán recabando firmas y apoyos por si los necesitan en el futuro. Además, aprovechando la celebración de un Pleno de la Corporación Municipal, una representación de ellos acudirá mañana a este para expresar su malestar y abogar por un acuerdo con los promotores para que las trasladen a otra zona más alejada de la localidad.

Su principal preocupación, según relata Alcarria Es Más, son las consecuencias que tendrá a nivel sanitario y medioambiental para la población pues aseguran que el 90% del aire sopla en sentido sur directo al pueblo desde la ubicación proyectada para las explotaciones, en la zona norte. De hecho recuerdan que es el motivo por el que en su día se instalaron ahí los molinos de viento, tras los estudios previos de medición realizados durante dos años. Los mismos promotores ya construyeron en 2007 dos naves para 55.000 aves en la parcela 182 del polígono 502, al sur del municipio y a más distancia que las nuevas, por lo que explican que los olores que llegan al pueblo no son tan intensos y se perciben solo algunos días, especialmente en la vivienda tutelada de mayores que se encuentra a unos 500 metros.

Además de no poder seguir disfrutando de un aire limpio y puro, los tinajeros temen por las consecuencias para su salud que pueden tener las nuevas granjas pues según el informe de Sanidad al que ha tenido acceso esta redacción, en la memoria del proyecto "no se han tomado en consideración las medidas implicadas en caso de afección por enfermedades aviares (y más aún para las consideradas zoonóticas)" y por ello, "a falta de normativa reguladora al respecto", recomienda "respetar una distancia mínima de 500 metros" al tratarse de una localidad de menos de 500 habitantes (ver imagen 1).

También recuerda al Ayuntamiento que puede "disponer e incluir unas distancias mínimas en las ordenanzas municipales a núcleos de población respecto de explotaciones ganaderas de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Provincial de Saneamiento de Cuenca sobre ubicación y condiciones higiénico sanitarias de las explotaciones animales del sector primaria y núcleos zoológicos que en su día fueron enviadas a los ayuntamientos de la provincia". Y es que desde que se derogó la normativa nacional de 1961 —fijaba un mínimo de 1.000 metros de separación pese a que entonces España era eminentemente rural— y se transfirieron las competencias sanitarias a las autonomías, ninguna norma recoge una distancia mínima a las poblaciones para las granjas de pollos de engorde —para las porcinas es de un kilómetro y la intención de la Consejería de Sanidad es ampliarla a dos—, quedando esta decisión en manos de los consistorios.

Los vecinos esperan que el suyo no obvie las recomendaciones de Sanidad quien, literalemente, "no estima la inexistencia de afección a la población por parte de la explotación en cuanto a la producción de olores" y pide que se aclaren varios aspectos. Entre ellos el relacionado con la "afección de los vientos al núcleo de población" pues apunta que la memoria no especifica desde qué estación meteorológica han realizado las mediciones y recomienda al consistorio que, debido a la cercanía al municipio, realice "un estudio real y específico de la ubicación solicitada" (ver imagen 2).

Esta redacción está a la espera de que el alcalde de Tinajas, Antonio González Duque, responda a las preguntas que le ha remitido respecto al tema pero en declaraciones a la Cadena SER Cuenca explicó que se trata de un anteproyecto que aún no cuenta con licencia municipal y que los promotores aún deben realizar distintos trámites para conseguir las concesiones pertinentes de luz, agua, carreteras e impacto ambiental definitivo. En cuanto a la cercanía a las casas del pueblo, González Duque señaló que el informe realizado por el técnico municipal "no destacó que incumpliera con la normativa vigente" por lo que el Ayuntamiento "no tiene capacidad para negarse". Añadió también que las distancias no se miden de forma lineal pues hay que tener en cuenta "las características del terreno, los cerros y demás". "Tenemos la experiencia de dos naves más de los mismos propietarios y no dan problemas de olores, no estando mucho más lejos que estas", aseguró. El alcalde considera que "cualquier empleo que se genere en una zona tan deprimida es de valorar, aunque sean uno o dos, siempre que sea estable y no temporal" pues cree que se habla mucho de despoblación y falta de oportunidades pero cuando se monta una actividad surgen "muchos inconvenientes".

Galería

Average (0 Votes)
The average rating is 0.0 stars out of 5.
comments powered by Disqus